Carmen Lomana se defiende tras la polémica de su abrigo de piel

A finales de la pasada semana, Carmen Lomana colgaba una foto posando con un abrigo de piel en una escalera (aquí puedes recordarlo). Al lado, un mensaje indicando que era biodegradable y nada agresivo con la naturaleza. Unas palabras que parecían ser la continuación de aquellas en las que arremetía contra Greta Thunberg y su cruzada contra la contaminación mundial.

Pasó lo que se esperaba que pasara: que las redes estallaron contra ella por usar piel de animal natural. Aunque ahora parezca hacerse la sorprendida, estamos seguras de que ella era consciente de que se iba a armar este revuelo y tener una repercusión que es habitual cada vez que hace una provocación de estas características.

El cordero se come y luego usan la piel para los abrigos”

Lomana ha salido a defenderse, diciendo no entender esa ola de insultos y críticas bajo su tuit. Ha sido en ‘Socialité’ donde ha hecho frente a las palabras groseras que ha tenido que leer estos días. “Qué inquisición, qué fundamentalismo. Cada uno que se ponga lo que quiera”, era lo primero que decía al ser preguntada por el asunto por una reportera del espacio de fin de semana de Telecinco.

“El cordero se come y luego usan la piel para los abrigos”, proseguía, aludiendo a la “doble moral” que se ha instalado en la sociedad y que ella, personalmente dice no entender. Además, sostenía su tesis de que es sostenible con el medio ambiente: “Tú heredas un abrigo y te dura infinito. Si lo tiras al campo se deshace, porque es biodegradable“.

“Yo soy consecuente con mis actos. Desde los 17 evito comer carne en la medida de lo que pueda. ¿Por qué tanta polémica? Yo estaba feliz con mi foto”, concluía Lomana, que no es la primera vez que se sitúa en el ojo del huracán.

Fuente: Leer Artículo Completo