Diego Matamoros se vuelve a retocar, ¿qué ha sido esta vez?

Diego Matamoros está en modo vacaciones. El hijo de Kiko Matamoros ha desconectado por el sur de nuestro país, en concreto por Tarifa, Cádiz, y Marbella. Tras estos días de descanso y con un moreno envidiable, Diego acudía a un evento en la capital y contaba cómo se lo ha pasado y lo bien que le ha venido este parón: “He disfrutado con amigos, con la familia, evidentemente, trabajando mucho y centrándome en mí”, así está viviendo esta nueva etapa sin la que era su pareja Carla Barber.

Diego confesaba a la prensa que hace poco había ido a la clínica de su ex para hacerse unos retoquillos: “Nosotros nos llevamos muy bien, somos amigos, tenemos una relación estupenda, y creo que eso es lo bonito, que al final puedes acabar una relación como la que teníamos y tener otra relación en la que la amistad prima”, y Diego al contarlo parecía muy convencido. ¿Y justo tiene que ir a esa clínica? Pues sí, porque su padre también se hace sus retoques allí y se sienten muy bien atendidos: “Tiene las mejores máquinas, es la mejor, ella es la reina del pinche. Me he remarcado el abdomen”.

https://www.instagram.com/p/CQmALAlAS_D/

A post shared by Diego M. Flores (@diegomatflo)

¿Tendrán los Matamoros una obsesión con los retoques estéticos? Diego está feliz con su físico y también está a favor de la cirugía. “Me enteré el otro día que había pasado por allí. He hablado con él y está bien. Papuchi tiene que estar tranquilo, que repose, estar con Marta y disfrutar de la vida”.

Diego tiene muy buena relación ahora con su padre y está enterado de su día a día, incluso de la guerra que tiene con Makoke. La colaboradora de televisión aseguró que Kiko Matamoros debía dinero a Hacienda, algo que finalmente se ha demostrado que es falso: “Son cosas de ellos, mi padre podrá aclarar perfectamente. Entiendo que tome acciones legales contra quien sea, no solo contra su exmujer”.

Fuente: Leer Artículo Completo