El día más complicado de Paloma Cuevas y Enrique Ponce

Todavía no han firmado los papeles del divorcio, pero ya no queda rastro del amor que sentían Paloma Cuevas y Enrique Ponce. Él está volcado en su nuevo proyecto musical, estrenándose en Tik Tok y viviendo su nueva relación con Ana Soria; y ella está recomponiendo poco a poco su vida desde un plano mucho más discreto.

Sin embargo seguramente para ambos este 25 de octubre haya sido un día especialmente triste. Enrique y Paloma hubieran celebrado su 24 aniversario, pero su decisión de tomar caminos por separado, decidida meses atrás, ha hecho que esto ya no sea así.

Días antes Paloma, a la que su divorcio dejó desolada, reapareció en las redes sociales con mensaje un tanto melancólico: ” Esos momentos en los que la “voz” del mar le susurra a tu alma son pura magia. Este es otro de mis lugares favoritos del mundo”, escribió.

https://www.instagram.com/p/CGs5YaWjp-Q/

Un sonado matrimonio

Su boda se convirtió en portada de muchas revistas y centro de tertulias televisivas -al igual que ha ocurrido con su inesperada separación-. Paloma y Enrique se casaron en la Catedral de Valencia el 25 de octubre de 1996, en una ceremonia que contó con invitados tan famosos como María Teresa Campos, Eugenia Martínez de Irujo, Massiel y Fran Rivera y un un Ave María entonado por el también valenciano cantante Francisco.

Celebraron su luna de miel en Bora Bora y comenzaron su vida en el Cortijo La Cetrina, en Navas de San Juan, Jaén. 12 años después de su ‘sí, quiero’ nació su primera hija, Paloma, el 27 de abril de 2008,y el 9 de enero de 2012, llegó la segunda hija del matrimonio, Bianca.

Fuente: Leer Artículo Completo