Elena Furiase: "No buscamos un segundo bebé, pero tampoco ponemos medios para evitarlo"

Reconoce que es una mujer muy clásica y espera que sea su pareja la que le pida matrimonio para poder dar el ‘sí, quiero’. La actriz responde tajante a todos aquellos que no apostaban por su relación con Gonzalo Sierra. La saga de los Flores es arte puro, corre por sus venas y estaba escrito que el presente y futuro de Elena Furiase tenía que estar relacionado con la interpretación. A punto de estrenar varios proyectos cinematográficos, la joven acudió a la alfombra roja de la 25ª gala de los premios Forqué donde nos habló de su pequeño Noah y de sus planes profesionales y personales.

Corazón El año acaba de comenzar. ¿Qué proyectos tiene para estos meses?

Elena Furiase Estoy muy contenta. Estrenamos por fin, en marzo o abril, ‘Rosalinda’, la película de Ramón Luque que llevábamos un montón de tiempo queriendo que viese la luz. Y hago también una pequeña colaboración en la película ‘Venus’, de Víctor Conde.

C. El rodaje de Rosalinda coincidió además con su embarazo. Parece que será un papel que marcará su vida…

E.F. ¡Por supuesto! Además, a mí me gustó mucho trabajar estando embarazada. Tuve la suerte de trabajar mucho durante el embarazo, de hecho fue en los últimos meses cuando tuve que parar porque ya no podía más. ¡Dos semanas antes de dar a luz incluso fui a un photocall! Sinceramente, creo que trabajar embarazada es un lujo.

C. El rodaje de ‘Rosalinda’ coincidió además con su embarazo. Parece que será un papel que marcará su vida…

E.F. ¡Por supuesto! Además, a mí me gustó mucho trabajar estando embarazada. Tuve la suerte de trabajar mucho durante el embarazo, de hecho fue en los últimos meses cuando tuve que parar porque ya no podía más. ¡Dos semanas antes de dar a luz incluso fui a un photocall! Sinceramente, creo que trabajar embarazada es un lujo.

C. Pues entonces tendrá que repetir la experiencia…

E.F. Pues sí, cuando venga bienvenido será. De momento no estamos en la búsqueda, pero tampoco ponemos medios para evitarlo, si viene, que venga. Lo único es que esta vez voy a intentar que no se me adelante nadie con la noticia y darla yo cuando tenga que ser.

C. ¿Disfruta de su pequeño ahora que dispone de más tiempo libre?

E.F. Tengo la suerte de que, al dedicarme a esta profesión, hay días que trabajas y días que no, entonces todo el tiempo libre que tengo casi siempre intento estar en casa o haciendo algo con Noah y así tener la oportunidad de pasar más tiempo juntos. En Navidades es verdad que he estado mucho tiempo con él y ahora ya es momento de volver al trabajo sin descuidar mis obligaciones como mamá.

C. ¿Cómo es Noah?

E.F. ¡Es un trasto! Es muy bueno, es muy lindo, pero es muy niño en el sentido de que es muy bruto, muy bestia, pero también es muy noble, cariñoso, sensible… ¡Es que tiene todos los adjetivos!

C. ¿Ha heredado el gen Flores?

E.F. Sí, sobre todo el carácter (risas). Si le regaño, él me regaña a mí también, me señala con el dedo y me dice: «¡Eh! A mí no me grites». Ahora, por ejemplo, si estoy hablando con alguien y le tengo en brazos, me coge la cara y la gira hacia él para que le haga caso, solo quiere que hable con él.

“Mi hijo noah ha heredado el gen de la familia Flores, sobre todo el carácter”

C. ¿Y baila?

E.F. ¡Vaya que si baila! Por supuesto. Baila mucho con Will Smith y con Bruno Mars.

C. ¿Y no le ponen ustedes vídeos de la abuela y la bisabuela?

E.F. Sí, lo que pasa es que se queda mirando las imágenes y no lo entiende aún, es muy pequeñito. A él le gusta mucho el funky.

C. Pensando en planes de futuro… ¿Se plantea una boda con Gonzalo?

E.F. Nos la planteamos, pero ahora mismo no. No me lo ha pedido, no he dicho sí quiero, pero claro que nos planteamos casarnos en un futuro.

C. ¿Y por qué no se lo pides usted?

E.F. ¡Ah no no! Yo soy muy tradicional y muy tonta y yo prefiero que me lo pida él.

C. Cuando salió a la luz la noticia de su relación con Gonzalo y de su embarazo, había mucha gente que no apostaba por vosotros y sin embargo, ahí están…

E.F. Solo voy a decir una cosa: ¡zas en toda la boca!

Fuente: Leer Artículo Completo