Irene Rosales solo tiene buenas palabras para Jessica Bueno: ”Fue muy generosa”

Las lágrimas de Anabel Pantoja por no haber sido invitada a la primera comunión del hijo primogénito de Kiko Rivera levantaron una polémica, hasta ese momento inexistente, en torno a una celebración que se desarrolló en la más estricta intimidad por decisión de los padres del pequeño. Ante el enfado de Jessica Bueno porque se cuestionara cómo se había celebrado el acto religioso de su hijo, el cantante tuvo que saltar a la palestra para calmar los ánimos y asegurar que todo había sido consensuado por los dos. Por su parte, Irene Rosales ha aprovechado su presencia en ‘Viva la vida’ para defender la posición de Jessica Bueno y confirmar que el evento “fue maravilloso”.

“Fue una fiesta para sus dos hijos y podía haber dicho que fuéramos solo a la iglesia y no a su casa. Tampoco tendríamos que estar si ella no quería, fue generosa para que estuviéramos con el niño y para que mis hijas disfrutaran”, dijo la actual mujer del hijo de Isabel Pantoja. Sobre las palabras de su marido, en las que dejaba entrever que llevaba ocho años cediendo en cosas con las que no estaba de acuerdo por el bien de su hijo, la colaboradora explicó que hacen referencia a los continuos cambios de domicilio de la modelo por el trabajo como futbolista de su actual pareja, Jota Peleteiro.

“Kiko ha estado aguantando porque ellos no se han llevado bien desde el principio, pero cuando han aceptado que tienen que llevarse bien por el bien del niño se están llevando lo mejor posible”, indicó. “A Kiko le cogió esa paternidad muy joven, en su peor momento. Gracias a Dios han madurado, han llegado a un entendimiento por la felicidad del niño. Ha tenido que surgir un evento para poder conocernos todos. Kiko está muy contento con el marido de Jessica, es encantador y lo trató muy bien”.

Rosales quiso dejar bien claro que su marido jamás ha intentado vender “algo de su hijo” y que fue ella mismo la que le pidió a la dirección del programa que no hablaran sobre la comunión del pequeño para proteger y respetar la decisión de Jessica. Además, tras la polémica por las lágrimas de Anabel, desveló que tanto Kiko como ella se pusieron en contacto con la modelo y entendieron en todo momento su reacción y su postura.

En su última entrevista en el ‘Deluxe’, el hijo de Isabel Pantoja ya habló de su buena relación con la madre de su hijo. “Yo con ella no tengo ningún problema, pero al final casi siempre la vida me da la razón”, comenzó diciendo. “Éramos pocas personas y yo entiendo a Jessica. La mayoría de padres separados hacen las celebraciones por separados. Si hubiera ido mi prima, habría estado todo el tiempo con la cara larga […] Para empezar, yo con la madre de mi hijo me llevo maravillosamente bien, no tengo ningún problema. Va a ser siempre la madre de mi hijo y al final hay que adaptarse a todo”, expuso.

Doble celebración

El pasado sábado, 5 de mayo, el hijo que Kiko Rivera tiene en común con Jessica Bueno, Francisco, fue bautizado y recibió la primera comunión en Bilbao, rodeado de sus padres, sus actuales parejas, sus hermanos y un reducido grupo de allegados que fueron invitados por la modelo, puesto que el acto religioso tuvo lugar en la ciudad en la que reside. La ausencia de los miembros del clan Pantoja se explica debido a que, por las restricciones por la pandemia de coronavirus, Kiko Rivera y Jessica Bueno llegaron al acuerdo de que más adelante, cuando Francisco pase las vacaciones en Sevilla con su padre, organizarían otra celebración con los familiares y amigos del DJ.


Fuente: Leer Artículo Completo