Josep María Mainat y Ángela Dobrowolski, cara a cara en los juzgados

Josep María Mainat ha acudido a los juzgados de Barcelona para declarar en calidad de testigo sobre su presunto intento de asesinato, del que su mujer Angela Dobrowolski es la principal sospechosa. De hecho, ha sido en los juzgados donde se han reencontrado desde que estallase el escándalo.

Al terminar el juicio ha sido el propio Josep María Mainat el que ha hablado con los medios de comunicación que aguardaban su salida en la puerta de los juzgados. Tal y como él mismo ha relatado, el juez no ha dictaminado la entrada en prisión de Ángela como solicitaba la Fiscalía, pero sí una orden de alejamiento de su marido y sus hijos, a los que no se puede acercar a menos de un kilómetro,

“Cuando me desperté, estaba muy aturdido. Lo que recuerdo es que Ángela me estaba poniendo unas inyecciones y dije entonces: ‘¡Me quiere matar, me quiere matar!’. Eso es algo muy salvaje que no debería haber dicho… Ahora empieza la instrucción. Es un tema serio en el que una persona puede ir a la cárcel y yo eso no se lo deseo a nadie”, ha declarado el productor sobre lo ocurrido en la fatídica noche del 22 al 23 de junio.

Mainat también ha tenido buenas palabras hacia su todavía mujer: “Ángela no siempre tiene el mismo estado de ánimo. Si no está bien, que se actúe en consecuencia. Esto empezó en enero cuando decidimos separarnos… No ha sido un tema de infidelidad, sino de engaños, como lo del covid o como cuando dijo que la encerré en un metro cuadrado. Eso sí me cabreó mucho, pero no la odio”.

Por su parte, Angela Dobrowolski, a la que se la vio entrando en los juzgados en compañía de su abogado pero no se le ha visto salir, también rompía su silencio la pasada semana, definiendo en el programa ‘El punto de mira’ a Josep María Mainat de frío, calculador, controlador, vengativo o abusivo.

Fuente: Leer Artículo Completo