Laura Sánchez: “A mi hija le encanta que su madre salga en la televisión”

  • Laura Sánchez fue la séptima expulsada de ‘MasterChef Celebrity 5’.
  • Gonzalo Miró desvela cuál fue su peor momento en la cocinas de ‘MasterChef Celebrity’.

    Si tuviera que definir en pocas palabras a Laura Sánchez, modelo y actriz, diría que es la alegría personificada. De sonrisa abierta y generosa, intenta sacarle el mejor partido a la vida, y vaya si lo consigue, a nivel personal, profesional y empresarial. Lo ha demostrado en ‘MasterChef’, incluso en los momentos más duros de la competición. De ahí que se haya granjeado el afecto de todos sus compañeros. Quedo con Laura en un descanso del concurso, en el restaurante de ‘MasterChef’, para hablar de cómo ha vivido esta experiencia, una de las más gratificantes de su vida.

    Laura, recibió 2019 con una fotografía en la que aparecía desnuda. ¿Cómo se prepara para un 2021 tan atípico?
    Ja, ja, es cierto que lo recibí así porque a mí me gusta mucho sorprender; ahora bien, ¿cómo voy a recibir el 2021? No sé si lo recibiré desnuda o vestida, pero dando gracias seguro.

    ¿No se debe perder la esperanza?
    No se puede, y menos en un momento como éste, ya que estamos viviendo una situación dramática, pero yo sigo pensando que hay que sacar la parte buena de cualquier situación Tengo la suerte de que me coge este final del 2020 bastante fuerte emocionalmente.

    ¿Cómo lo ha conseguido?
    Viendo el lado bueno de las cosas, lo hago siempre, pero ahora es una necesidad. Yo no pienso en lo que tengo que hacer esta tarde ni mañana, sólo en disfrutar contigo de este momento.

    ¿Qué consejos daría a quienes nos leen?
    Que hay que seguir adelante, tratando de disfrutar de lo que la vida nos vaya proporcionando. Yo estoy convencida de que con esta experiencia vamos a disfrutar de situaciones nuevas que se van a quedar para siempre entre nosotros, y que pueden ser beneficiosas.

    De los cambios habidos, ¿cuál le ha sorprendido más?
    Si hace un año me dicen que iba a ir al supermercado con mascarilla y guantes, no me lo creo, y sin embargo, nos hemos adaptado sin mayores problemas. Ha cambiado la vida social, es lo que más noto, el no poder abrazar a las personas que quiero, no organizar eventos, que es una de mis actividades empresariales.

    ¿Cómo llega a ‘MasterChef Celebrity’?
    En medio del confinamiento, fui una de las últimas aspirantes porque yo hice el casting del pasado año y no entré. No lo esperaba cuando me llamaron para incorporarme ya. Imagínate, sin prepararme ni nada, ha sido una verdadera aventura.

    ¿Lo mejor de la experiencia?
    El aprendizaje, porque cuando entré no sabía cocinar más que lo que hago en mi casa: guisos, pasta, arroces, pescaíto al horno… No sabía que la mahonesa es una emulsión de huevo. Lo más bonito es que la cocina se queda en tu vida para siempre. Me lo he tomado tan a pecho, que los días libres los paso cocinando en casa con un profesor online, y cuando acabo de grabar después de catorce horas en plató, me pongo a cocinar y a llorar, por la presión.

    ¿No ha pensado en poner un restaurante?
    No, nunca, no sabes lo sacrificado que es.

    ¿Qué plato le ha resultado más difícil?
    La tarta de David Pallàs, compuesta de diez capas con bizcochos, cremas y gelificados, porque para hacer repostería necesitas la receta. Como no la tenía tiré de conocimientos, en vez de diez capas, hice ocho, no sabía lo mismo, pero la hice.

    ¿Con quién se lleva mejor?
    A nivel cocina con Florentino. Con Raquel Meroño he sufrido mucho por la gestión de los nervios, y con La Terremoto de Alcorcón. Con el que peor, Gonzalo Miró, porque no sabemos si sabe cocinar o no.

    ¿Qué tal con Celia Villalobos y Lucía Dominguín?
    A Celia no hay quien le diga lo que tiene que hacer, es muy abuela. Y Lucía ha sido como una mami para mí. Tenerla cerca es muy conmovedor porque tengo mucha relación con ella y sus hijas. Y Nico (Nicolás Coronado) es el ángel de la cocina, tiene una luz especial. José Ballesta es tan primitivo, que cuando se ponía a comer con Josie yo me preguntaba: cómo dos polos tan opuestos se pueden llevar tan bien.

    ¿Qué tal con los miembros del jurado?
    Son tres malvados, y lo hacen muy bien porque no tenemos contacto con ellos, nunca compartimos comedor ni nos vemos por los pasillos para que no se creen lazos afectivos.

    Las parejas suelen ser muy críticas, ¿qué le decía David?
    Cuando me veía llorar me decía que no me compensaba porque yo no he llorado tanto en mi vida.

    ¿Qué ha descubierto su hija de usted?
    Está emocionada. Los compañeros de Naia me llamaban ‘la mamá tortitas’, porque cuando venían a merendar a casa yo les hacía tortitas como si no hubiera un mañana. Ella sabía que cocino bien, pero le encanta que su madre salga en televisión. Me contó que al día siguiente del estreno de ‘MasterChef’ había sido la reina del mambo en el colegio, todo el mundo había visto el programa.

    ¿Le gustaría que participara en ‘Masterchef Junior’?
    Cocina muy bien porque es lo que ha visto en casa, pero nada más.

    ¿Sus padres están contentos?
    Los míos lo han llevado bien, pero mi madre me dijo cuando se enteró de que iba al concurso: hija si me hubieras llamado te hubiera dado unas clases. Lo sufren mucho.

    Usted es el vivo retrato de su padre.
    Cada vez más, físicamente no nos parecemos nada, pero en carácter mucho. Con mi madre, tengo otro vínculo. Yo hablo con ella todos los días por teléfono, la regaño si no me cuenta las cosas porque es de las que no te dicen lo malo para que no sufras.

    ¿Está preparada para un nuevo confinamiento?
    Sí. Hay gente que se iría a la playa o a un pueblo, yo no. En el anterior he cocinado, ordenado los armarios, pintado la casa… Y eso que no sabes la impresión que me causaba ver las calles de Madrid vacías.

    Para las parejas ha sido la prueba del algodón.
    Nosotros lo hemos llevado muy bien, también es cierto que respetamos el espacio de cada uno, y mientras David compone y canta, yo pinto. Tenemos la ventaja de vivir en una casa espaciosa, no es igual que vivir en 40 metros cuadrados con niños.

    ¿Cómo le ha ido con su marca de baño?
    Al estar el verano tan parado, nos hemos centrado más en la ropa interior, pero bueno, hemos terminado de hacer la campaña del próximo año, y a esperar. Se va a hacer la Moda flamenca en Huelva, y he creado una empresa nueva.

    ¿Dedicada a qué?
    Se llama Villa Sánchez y es de productos artesanos gastronómicos de mi tierra. Es curioso, Rosa, pero el confinamiento y esta situación tan extraña, a mí me ha servido para volver a mis raíces. He sido tan feliz en mi infancia que viendo lo que ocurre, he echado mucho de menos la luz, la comida, el olor a mar…

    ¿Cómo empezó esta nueva aventura?
    Este verano he estado visitando unos secaderos que hay cerca de mi pueblo, y de pronto aquel olor me recordó mi infancia, y le pregunté al propietario si tenía venta online. Me dijo que no porque tienen una producción muy pequeña al ser todo casero. Y me lancé. Y ahora estoy buscando fábricas artesanales que no tengan online.

    Hoy la gente busca calidad de vida.
    Mis padres viven en un pueblo de 150 habitantes, y saben lo que es vivir el confinamiento, porque tienen cerdos, cabras, gallinas, y no es lo mismo dar de comer a los animales que asomarte a la calle Alonso Martínez o a la Castellana.

    ¿Iría a vivir a un pueblo?
    Sí, está entre mis planes futuros. Estoy mirando para cuando mi hija vaya a la Facultad y que sepa más o menos dónde se va a ubicar porque ahora es complicado y ella es muy joven.

    ¿Cómo vive Naia una situación tan anómala?
    Tiene 14 años, y el toque de queda no le va a afectar, pero es cierto que estaba deseando ir al colegio presencial, pues necesita el contacto con las amigas y compañeros.

    ¿Se adapta bien a las mascarilla?
    Al principio le costaba estar tantas horas con ella, pero a los cuatro días estaba adaptadísima. Igual que tener las ventanas abiertas el colegio, pero se adaptan porque es eso o estar en casa.

    ¿Y usted cómo lleva que viva en Bilbao?
    Tenemos muy buena relación, voy y vengo constantemente, hablo mucho con ella, tenemos mucha complicidad porque ya no es una niña, es una adolescente; además, es muy buena y con un humor maravilloso.

    Tiene buena mezcla, vasca y andaluza.
    Y gracia, no le gusta nada el mundo de la moda, es más de matemáticas, le encanta el mundo empresarial, y es bilingüe.

    ¿Qué le ha aportado la moda?
    Me ha proporcionado una forma de vida que me gusta. Mi relación con la moda no era vocacional, yo quería ser veterinaria sí o sí, pero se me presentó la oportunidad, la aproveché y mira, llevo 23 años, aunque me gusta tener los huevos repartidos en distintas cestas.

    Hay añoranza por las grandes modelos.
    Sabes qué pasa, cuando nosotras salíamos a la pasarela, había un canal de retransmisión con la ropa que llevábamos, y cada una era distinta, con su personalidad, y eso lo potenciábamos. Cuando tengo que elegir a las modelos para la Moda flamenca, me gusta que sean diferentes.

    ¿Con qué diseñador se siente más identificada?
    Hay muchos. Mi época con Victorio & Lucchino fue maravillosa, y en París mi primer desfile de Alta Costura fue con Emanuel Ungaro y me pareció de lo más exquisito, así como Carolina Herrera. Muy especiales son Josep Font y Jesús del Pozo.

    ¿Se recuperará el gusto por el lujo?
    Veremos qué pasa con el Covid-19. Todo está cambiando, Sevilla no la llenan ya los turistas sino los sevillanos, y con Madrid pasa igual. Me temo que se va a quedar mucha gente en el camino, ojalá que no.

    Prepare una cena para una noche de amor con David.
    Tartar de atún de almadraba, acompañado de una salsa de verduras, y de segundo un chuletón vuelta y vuelta con salsa de ostras; de postre, milhojas.

    No engorda un gramo, ¿qué hace?
    Genética pura, porque yo empecé a hacer deporte hace cuatro años. Durante la pandemia, me puse una dieta para coger peso, pero cuando entré en MasterChef, se acabó.

    Mi foto favorita

    “Esta foto refleja el amor que sentí con mis ‘niños’ en casa. Mi perra tuvo cinco cachorros que llenaron la casa de travesuras.”

    ¿Quién es Laura Sánchez?

    Nació en Alemania, el 29 de mayo de 1981, donde sólo vivió un par de meses antes de trasladarse a Huelva.

    Trayectoria Su carrera como modelo empezó en 1998, cuando recibió el premio The Look of the Year, de la agencia de modelos Elite. Ha desfilado en las pasarelas más importantes de París y Milán. En España, en 2001-2002, fue elegida la mejor maniquí en la XXXIII edición de Cibeles. Ha sido portada de las revistas más prestigiosas: ‘Elle’, ‘Vogue’, ‘Marie Claire’, e imagen de conocidas firmas: Rolex, Caramelo, Victorio & Lucchino… En 2008 debutó como actriz en la serie ‘Los hombres de Paco’, y más tarde en ‘La fuga’, ‘El chiringuito de Pepe’, así como en las películas ‘3 bodas de más’, y ‘Cíclope’. En ‘MasterChef Celebrity’, ha demostrado su buen hacer en la cocina.

    Premios Entre otros, ha recibido el Premio a la mejor modelo del año por la revista Glamour y por Woman Magazine.

    Familia De su relación con el futbolista Aitor Ocio, tiene una hija, Naia. Tras nueve años de relación, se casó con el cantante David Ascanio el 29 de junio de 2018.

    Buenas compras de noviembre

    Cortefiel

    59,99 €39,99 €

    COMPRAR

    La Redoute

    109 €37,49 €

    COMPRAR

    Cortefiel

    79,99 €29,99 €

    COMPRAR

    El Corte Inglés

    29,95 €20,95 €

    COMPRAR

    Volumax

    17,05 €15,15 €

    COMPRAR

    Éclat Skincare

    9,98 €

    COMPRAR

    Éclat Skincare

    7,68 €

    COMPRAR

    Química Alemana

    13,90 €

    COMPRAR

    Fuente: Leer Artículo Completo