Lydia Lozano desvela cuánto dinero ha ganado en el mundo del corazón y cuenta el peor episodio de su vida

Sincera, honesta y muy relajada (algo poco habitual en su papel de colaboradora para ‘Sálvame’), Lydia Lozano se ha sentado junto a Bertín Osborne para estrenar la nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’, y de paso, hacernos partícipes de una versión muy resumida de los momentos más importantes y duros de su vida. Empezando por el trabajo, el protagonista que ha perfilado la Lydia que hoy día conocemos. Estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y durante los cinco años que duró la carrera, no paró de trabajar. “Fui la primera mujer mensajera de España“, ha relatado la periodista.

Echo mucho de menos la verdadera prensa del corazón”.

Pero cuando de verdad empezó a ganar dinero fue cuando entró de forma casual en el mundo del corazón a través de un paparazzi. Lydia ha confesado que gracias a su primer texto sobre una noticia de Fiorella Faltoyano recibió 75.000 pesetas, y por el primer beso de Chábeli Iglesias se llevó un millón de pesetas.

“Lo que yo he vivido del corazón, lo ha vivido muy poca gente… Echo mucho de menos la prensa del corazón. Nombres como Carmen Ordóñez, Lola Flores Rocío Jurado…Gente vivida, que ha pisado un escenario, que te podía contar lo que hay en los camerinos”,sentenciaba Lydia bajo la mirada atónita de Bertín.

Pero sin duda, la entrevista ha estado marcada por las lágrimas de Lydia al recordar con dolor la muerte de la que fuera su pareja en un accidente de tráfico mientras viajaban juntos: “Caímos en un barranco donde había obras. Él salió disparado y yo acabé con la cara en el motor”.

Un suceso del que parece haber quedado tocada para siempre por un detalle que nunca va a olvidar: “La familia nunca me llamó pensando que era yo la que conducía. Pensé ¿por qué no me llaman? Siempre se creyeron que yo tuve la culpa“, ha reflexionado Lydia muy afectada confirmando que aunque fuera ella la que condujera el accidente lo hubieran tenido igual porque fue provocado por un conductor que iba bebido.

Y aunque ha asumido que el dolor sigue presente, asegura que las heridas se han ido sanando durante todos estos años. Mucho tiene que ver en ello el amor de su vida, Charly, con quien está felizmente casada desde hace unos 30 años.

Fuente: Leer Artículo Completo