María Teresa Campos sobre Edmundo: “No voy a estar el resto de mi vida hablando de ese ser”

  • María Teresa Campos explota cuando le preguntan por Edmundo
  • La veterana periodista crítica la mala actitud de Edmundo con respecto a las vacunas.

    María Teresa Campos se ha pasado de cadena esta noche y ha asistido como invitada a ‘El Hormiguero’. La veterana periodista ha estado charlando con Pablo Motos sobre su trayectoria personal y cómo se encuentra en estos momentos de pandemia que estamos pasando. La malagueña está vacunada, por lo que se encuentra más aliviada pero ha pasado todo este tiempo muy asustada por todo lo que estábamos viviendo por el Covid.

    La presentadora no ha tenido pelos en la lengua y se ha atrevido a hablar de todo tipo de temas, incluso sobre su ex Edmundo Arrocet. Pablo le preguntaba a María Teresa qué si jugar a las cartas es lo que más le gusta a hacer en el mundo, a lo que la periodista le contestaba: “Lo más, después de…”, refiriéndose al sexo pero muy sutilmente. María Teresa le confesaba al presentador que ya “se le ha olvidado” cómo se hace y cómo era.

    “Pero el recuerdo es bueno…”, le intentaba sonsacar Pablo y la malagueña sentenciaba: “Mejor que no quede”. Hay que recordar que María Teresa y Edmundo acabaron muy mal la relación y eso nunca lo va a olvidar, puesto que sufrió mucho por el chileno. Muchas veces lo ha contado, pero la periodista le afirmaba a Pablo que Bigote le dejó por Whatsapp, a lo que el público reaccionaba triste. “La última vez que viniste estabas enamorada”, y le contestaba ‘La Campos’: “La última vez que lo vi fue en Interviú”.

    Tanto Pablo como María Teresa han reflexionado sobre la vida y lo importante del amor en ella y le preguntaba: “Si lo pones en una balanza, ¿qué pesa más, los ratos buenos que pasaste o los malos?”. La madre de Carmen Borrego y Terelu no ha tenido ningún problema en sincerarse: “Hay muchos ratos buenos que uno después se empeña en tirarlos por tierra. Siempre se puede romper una relación, pero se sienta uno con la persona y decir ‘las cosas no son como eran’, pero no debe quedar uno de esa manera. No es necesario. Nada es eterno”. Para terminar con el tema, María Teresa decía una frase fulminante en la que deja ver que está cansada de hablar siempre de lo mismo: No voy a estar el resto de mi vida hablando de ese ser”. Ese ser pasó por mi vida. Fueron seis años años más o menos felices, pero no está ni se le espera”.


    Fuente: Leer Artículo Completo