Sabemos cómo va a ser la vida universitaria de Chabelita Pantoja

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Chabelita Pantoja (la dieta con la que ha conseguido iniciar el cambio desde fuera) quiere cambiar. De hecho, es un proceso en el que está inmersa desde que se cruzó en su camino Asraf Beno, ese modelo por el que nadie apostaba que fuera mucho más que otra muesca en el currículo sentimental de la hija e Isabel Pantoja. Esa lista de conquistas y de nombres intermitentes que comenzó a escribirse en la prensa del corazón cuando entró en el mundo del papel cuché por la puerta grande: ¿recordáis el comunicado de su madre el mismo día que la niña cumplió 18 años para anunciar que alcanzaba la mayoría de edad con bebé a bordo?

Chabelita ha cambiado. Hasta ha hecho las paces con su familia y lleva meses sin alzar la voz para sacar trapos sucios de unos u otros (con su tío Agustín como principal objetivo de sus dardos envenenados). Pero, quizás, para que la opinión pública se dé cuenta de verdad de cuan profunda ha sido su metamorfosis, tenía que dar un paso como el que acaba de dar.

Hace unas semanas, adelantaba que iba a meterse en una nueva aventura que haría temblar los cimientos de su vida. ¿Otro bebé? ¿Boda? ¿Iba a participar en algún ‘reality’? ¿Quizás una portada chocando el codo de la paz con el mencionado tito Agustín? ¿ingresar en un convento de clausura? Ninguna de las opciones anteriores son correctas. La respuesta la ofrecía este fin de semana la revista ‘Hoy Corazón’, que desvelaba que la cantante-‘influencer’-hija de-modelo iba a ampliar su campo intelectual. Tanto como para convertirse en universitaria. El medio en cuestión advertía haber visto a Chabelita (o Ia P para los fanáticos de su primer y único temazo, ‘Ahora estoy mejor’, en el que confesaba haber ‘matado a Frozen’) salir de la facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz, donde acababa de realizar las pruebas de acceso.

Su madre siempre ha puesto de manifiesto su valía para los estudios

Una vez realizadas, se mantiene a la espera de ver si ha aprobado. Desde aquí, no lo dudamos. Su madre ha puesto de manifiesto en multitud de ocasiones la rabia que le daba que la niña hubiese abandonado los estudios, porque tenía capacidades e inteligencia más que de sobra. Pero ya se sabe: el brillo del dinero instantáneo del apellido Pantoja le hizo lanzarse en vuelo en picado. Así que ahora, Isabel madre estará más que orgullosa de que quiera sacarse una carrera muy alejada de lo que podríamos esperar.

Sí, cuando una hija de famoso ha anunciado que se metía en la vida de los estudios de nuevo, nos han sorprendido con una matriculación en Diseño de Moda (véase Gloria Camila Ortega) o ‘Coaching’ nutricional (el caso de Rocío Flores Carrasco). Ella no. La Chabelita 2.0 quiere dar una imagen sesuda. De seriedad. Que demuestre que este confinamiento, sin la posibilidad de alargar las noches hasta juntarlas con el desayuno, ha sentado cabeza. Filología Inglesa o Derecho. Esas son las dos opciones entre las que se debate, a la espera de que le den la nota y ver si pasa el corte.

Pero, ¿cómo será su vida universitaria? En estos momentos, ya se sabe que se está reestructurando todo en nuestra realidad cotidiana, incluso cómo serán esas clases, al 50% de capacidad, dejando la distancia de seguridad y con mascarilla. Más allá de eso, Chabelita tendrá por delante la complicada tarea de ser madre estudiante. Eso sí, cuenta, además de con la ayuda de un Asraf que ha firmado la paz con su suegra, de su inseparable Dulce. Sí, a pesar de que llevamos ya tiempo sin ver cómo asoma la patita en televisión, sigue existiendo. Y sigue existiendo en la vida de Chabelita (mal que les pese a algunos miembros del clan). Ojo, que también debería compaginarlo con su carrera profesional: no olvidemos que es madre trabajadora, en concreto colabora con ‘El programa de Ana Rosa’.

¿Quién influirá a quién?

Con este panorama trazado, y conocedoras como somos (como cualquiera que haya seguido mínimante el mundo del corazón en los últimos siete años o su concurrido perfil de Instagram) del gusto por pasarlo bien en fiestas de toda índole, a Chabelita le vendrá bien el recluimiento obligatorio al que estamos asistiendo a nivel nacional: a la 1, todo el mundo fuera de los locales de ocio. Claro, que siempre le quedará la opción del botellón casero. ¿Una tentación muy grande para disfrutar de la vida universitaria en todo su esplendor? Bueno, también una oportunidad para demostrar que su cambio integral ha finalizado con éxito. Aunque ya se sabe que donde hubo fuego…

View this post on Instagram

y se monto la gosssadera👌🏻

A post shared by ISA✨ (@isapantojam) on

También podría ser la chica que amenizara esas fiestas con sus sensuales movimientos reguetoneros. O puede que esta llegada a la universidad forme parte de una estrategia mayor: que las jóvenes con las que compartirá apuntes y dudas de estudio, acostumbradas al perreo discotequero, le echen una mano a la hora de perfeccionar en el terreno del baile para cuando llegue el momento de lanzar un segundo tema. Hasta el verano, tiene tiempo.

Chabelita está ante la oportunidad de su vida de dar una nueva imagen que ya ha comenzado a construir desde el exterior, con ese estilo de vida ‘healthy’. Puede que, en esta nueva vida, se erija como buena influencia de una nueva generación de filólogos o abogados, ayudándoles con las tablas de ejercicios de yoga para los descansos del estudio. Y que les ayude a llevar una alimentación alejada de los socorridos macarrones con tomate. Haciendo sus cinco comidas al día y con resultados como el que hemos visto en el cuerpo de la hermana de Kiko Rivera.

Hay quienes se han tomado a broma que Chabelita quiera ser universitaria. Pero lo cierto es que, en los últimos tiempos, ha demostrado tener, al menos, ganas de que algo cambie en ella. Ahora, como ella misma cantaba en aquel vídeo enfundada en látex que tantas burlas le causó, está mejor.

Fuente: Leer Artículo Completo