Todd y Sarah Palin, la familia perfecta que en realidad era un desastre

El 6 de septiembre Todd Palin cumplió 55 años y eligió una forma muy especial de celebrarlo: pidió el divorcio de su mujer Sarah, exgobernadora de Alaska y excandidata a la vicepresidencia de Estados Unidos.

“La incompatibilidad de caracteres es tal que ambos encuentran imposible vivir juntos”, alegaba la solicitud. Lo que sorprende, puesto que llevaban casados 31 años y empezaron a salir en el instituto. O sea, toda la vida.

Súmenle a ello los cinco hijos que han tenido y la defensa que la política siempre hizo de los valores familiares, el matrimonio, etc. Motivo por el cual, muchos se han burlado de la separación en las redes.

Y sin embargo, a nadie ha podido extrañar la noticia, ya que los rumores venían de muy atrás y los Palin siempre se ha comportado como una de esas familias que hacen todo lo posible por parecer perfectas, pero que en realidad resultan las más disfuncionales.

En 2010, por ejemplo, un medio dijo que la pareja había llegado a un acuerdo de 20 millones de dólares para separarse y la política bromeó al respecto. “He llamado a Todd y le he dicho que no se crea la noticia. Él me ha respondido: ‘¿20 millones? Dame ya el cheque'”.

Se ha especulado con infidelidades por parte de los dos

También se ha especulado con infidelidades por parte de los dos. Aunque ellos lo han negado siempre. En la biografía no autorizada que escribió Joe McGinniss sobre Sarah, se decía que ella tuvo un lío con Glen Rice, jugador de la NBA, y con Brad Hanson, excompañero de Todd.

Embarazo por sorpresa

El gran escándalo, sin embargo, estalló cuando en mitad de la campaña por la vicepresidencia de Estados Unidos se anunció que su hija Bristol, de solo 17 años, estaba embarazada, lo que que chocaba de lleno con el mensaje conservador de la exgobernadora.

La historia, encima, se convirtió en un culebrón y hasta la madre del novio fue detenida por posesión de drogas, mientras él concedía unas cuantas entrevistas para contar los trapos sucios de los Palin, e incluso escribió un libro.

Bristol, por su parte, se dedicó a los realities —’La vida secreta de una madre adolescente’, ‘Bailando con las estrellas’, etc— y en 2015 volvió a quedarse embarazada, también sin necesidad de casarse. Dijo que era consciente de que se trataba de una “enorme decepción” para su familia. El padre era el exmilitar y héroe de guerra Dakota Meyer. No aguantaron ni tres años juntos y en la ruptura no faltaron las peleas entre ambos a través de las redes sociales.

Peor es lo de Track, hijo mayor de los Palin, de 30 años. Hasta tres veces ha sido detenido por diversos incidentes violentos. En uno de ellos, fue Sarah quien llamó a la policía y cuando llegaron, encontraron a Todd sangrando en el suelo con diversas heridas en la cara y la cabeza.

Las otras dos agresiones fueron contra su expareja Jordan Loew, con la que tiene un hijo de dos años. La exgobernadora justificó la primera de ellas diciendo que Track sufre estrés postraumático después de haber combatido en Irak.

Fuente: Leer Artículo Completo