Antonio Banderas, Javier Cámara… El mundo del cine llora la muerte de Rosa María Sardá

El pasado mes de abril, Rosa María Sardá (todas las tragedias de su vida familiar) reaparecía para conceder una entrevista, mediante videollamada, a Jordi Évole. Allí hablaba de su cáncer. De cómo es una enfermedad contra la que se lucha, pero a la que no se puede ganar. Por desgracia, llevaba razón. Hoy ha fallecido en Barcelona a los 78 años.

Con un sentido del humor vivo y un carisma incontestable, las reacciones a su pérdida no se han hecho esperar. Empezando por sus compañeros del mundo del cine. Antonio Banderas era uno de los primeros en lanzar su mensaje en Twitter: “Con gran tristeza decimos adiós a una de las grandes de la escena española. Querida por todos en vida y ahora en el recuerdo. DEP Rosa María Sardá”.

Alguien que la conocía bien, como Javier Cámara, imprimía a sus palabras todo el sentimiento que le era posible en su tuit: “Querida Rosa. Qué pena que te vayas. Cuánto reímos, y cuanto aprendimos de tu inmenso talento. Que mujer especial y brillante fuiste. ¡Hasta Siempre!”.

“¡Qué mala noticia! Gracias por tantísimo, Rosa… Formas parte de mi manera de ver la vida… Qué pena. DEP”, eran las palabras de Fran Perea, que compartía el tuit con el que la Academia del Cine daba la noticia a media mañana.

“Te has ido querida Rosa. Te admiraba desde siempre por tu inteligencia, tu agilidad mental, tu sentido del humor, tu acidez, tu forma de decir e interpretar… Pero tuve la suerte de trabajar contigo, de conocerte, y ahí descubrí tu enorme corazón maravilloso. Hasta siempre amiga”, le dedicaba Santiago Segura, roto de dolor.

Igual de sentido era lo que salía del corazón de José Corbacho para despedirse, públicamente, de su amiga y compañera: “Dice el tópico: ‘Siempre se van los mejores’. Pero hoy se cumple. Se nos fue LA SARDÁ. La mejor de las mejores. Un faro para una generación de titiriteros y gentes de la comedia Gracies per tant, Rosa Maria”.

Jordi Évole, el último en entrevistarla (el pasado 26 de abril), hacía alusión también a la pérdida hace dos días de Pau Donés: “Ojalá esta semana no hubiese existido nunca. Adéu Rosa. No t’oblidaré mai”.

Fuente: Leer Artículo Completo