Efrén Reyero ofrece todos los detalles de su relación con Marta López

No ha sido el verano más sencillo para Marta López, a la que Mediaset apartaba de sus espacios televisivos después de ese polémico falso positivo en coronavirus tras mostrar en las redes sociales que había tenido una actitud irresponsable con las normas de distanciamiento social. Su suerte ha sido que, poco antes de este revuelo y tras la desilusión con Alfonso Merlos, se cruzaba en su corazón Efrén Reyero.

Ojo, que eran viejos conocidos, pero la chispa saltaba hace un par e meses. Un tiempo en el que él se ha mantenido al margen y en silencio. Hasta ahora. Efrén ha hablado por primera vez de cómo es su relación con Marta a través del canal de Mtmad de esta. Y comenzando por una auténtica declaración de amor que contextualiza todo y que le sirve para dejar claro que su apoyo ha sido incondicional.

“Quiero decirte Marta que siempre he estado a tu lado, antes como amigo, ahora queramos llamarlo nosotros. Estoy aquí ahora y siempre, siempre me tendrás, tienes todo mi apoyo y te quiero un montón”, se sincera antes de dar, como decimos, esos detalles de la relación con una mujer a la que, además de querer, admira.

Somos amigos hace 12 años, siempre hemos tenido una conexión especial, nos contábamos todos nuestros secretos. Sinceramente jamás pensé tener algo con Marta”, señala, explicando cómo la relación surgió en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. “Yo quería ser padre y ella ya tiene tres hijos, es complicado. Pero ella me dijo que no me querría quitar esa ilusión jamás y que si yo, en un momento dado, quisiera tener un hijo por subrogación o irme a Estados Unidos para poder tenerlo que ella lo iba a querer como un hijo más”, profundiza en los entresijos de su día a día.

“Si el respetarla, no estar con otras chicas y estar bien con ella en todos los sentidos es ser novio, me considero su novio. A día de hoy, sí estoy con Marta y tengo muchos planes con ella. Estamos descubriendo una nueva faceta, conociéndonos aún más y ahí hay cosas que gustan más, que me gustan menos, cosas que tenemos que limar”, él mismo pone etiquetas a la relación.

Y prosigue: “Lo mejor de todo es que el piel con piel todavía fue mucho más bonito y especial. Llegamos a un entendimiento que era mágico y a partir de ahí comenzó la relación”. Y, por el momento, en ese camino siguen.

Fuente: Leer Artículo Completo