John Travolta y la muerte: las dos trágicas pérdidas que han marcado su vida

John Travolta sabe lo que es tener que hacer frente a las heridas que se abren en el corazón cuando un ser querido muere. El actor anunciaba en su red social que este domingo su esposa, Kelly Preston, fallecía tras dos años de dura lucha contra el cáncer. Dos años en los que ha sido su pilar fundamental y que, ahora, le hacen revivir los fantasmas del pasado de lo que pasar por un fallecimiento familiar.

Kelly fue el apoyo de John. Y John, el de Kelly. Corría el año 2009. Jett, hijo del matrimonio y que debía su nombre a la pasión de su padre por los aviones, tenía por aquel entonces 16 años y se encontraba en Las Bahamas. Fue en ese contexto en el que se produjo una muerte sobre la que se especuló mucho. Sobre todo, con el hecho de que el joven padecía una enfermedad a la que su madre, años más tarde, puso finalmente nombre: síndrome de Kawasaki. La autopsia sí había revelado que el detonante fue un ataque de convulsiones que terminó con el peor de los desenlaces, pero tardaron tiempo en hablar de este episodio. Ambos.

Porque aquel día, fue su representante quien salió a dar la cara, ha confirmar lo evidente: que los padres del menor estaban “destrozados”, y que Travolta se había volcado con él desde que se le detectó la dolencia. Pasaron tanto tiempo juntos, que fue como si le arrancaran el corazón de cuajo. Ese fue el motivo por el que demoró tanto esas primeras declaraciones intentando que nos pusiéramos en su lugar, que compartiésemos su desgarro.

La vida dejó de tener interés para mí”

La verdad es que no creía que pudiera superar esta terrible experiencia. La vida dejó de tener interés para mí y me costó un tiempo sentirme mejor”, pronunció en 2014, casi cinco años después de la pérdida, en un evento celebrado en el Theatre Royal Drury Lane de Londres, durante una charla distendida que se vendió como lo que nunca se había contado de las estrellas de Hollywood. Él, fue tremendamente generoso.

La sombra de la mala praxis

Él era autista y cada día podía llegar a convulsionar entre cinco y diez veces. Estos ataques duraban entre 45 segundos y un minuto, y luego se quedaba dormido”, añadía Travolta, que tuvo que soportar cómo se puso en duda que hubiese actuado de manera correcta cuando al joven le dio el ataque. Pleasant Bridgewater y Tarino Lightbourne, un paramédico y un abogado, falsificaron un documento sosteniendo que se había negado a trasladar a Jett al hospital, lo que provocó una batalla judicial paralela en el peor momento de su vida.

En 1994, en una entrevista con ‘People’, Travolta manifestó, de manera clara y con orgullo en todas y cada una de sus palabras, que no se imaginaba la vida sin Jett, el primogénito. No se imaginaba que, años más tarde, tendría no solo que imaginarlo, sino afrontarlo con entereza y apoyarse en esos dos hijos que le quedaban y que, ahora, se han quedado sin madre.

A ellos se refiere en su publicación de Instagram. John ha advertido que le veremos poco en las redes y en eventos públicos durante un tiempo. La vida le acaba de dar otro zarpazo y prefiere vivirlo de puertas hacia dentro de su casa. Pero, en esta ocasión, ha sido sincero y ha dado la noticia él sin andarse con rodeos. Evitándose así todo el sufrimiento del pasado con los rumores sobre la muerte de su hijo, que llegó a relacionarse con la cercanía de la familia con la Cienciología.

View this post on Instagram

It is with a very heavy heart that I inform you that my beautiful wife Kelly has lost her two-year battle with breast cancer. She fought a courageous fight with the love and support of so many.  My family and I will forever be grateful to her doctors and nurses at MD Anderson Cancer Center, all the medical centers that have helped, as well as her many friends and loved ones who have been by her side. Kelly’s love and life will always be remembered. I will be taking some time to be there for my children who have lost their mother, so forgive me in advance if you don’t hear from us for a while.  But please know that I will feel your outpouring of love in the weeks and months ahead as we heal. All my love, JT

A post shared by John Travolta (@johntravolta) on


Fuente: Leer Artículo Completo