Kiko Jiménez, roto de dolor: "Conocí a mi padre a los 5 años en la cárcel"

Tras las imágenes que tanto están dando que hablar en ‘GH VIP 7’ sobre la relación entre Kiko Jiménez, novio de Sofía Suescun, y Estela Grande, mujer de Diego Matamoros, anoche llegó uno de los momentos más esperados de la gala, la curva de vida del joven exnovio de Gloria Camila.

Kiko nació en 1992 y tuvo una infancia muy marcada. “Al año es el divorcio de mis padres, yo no soy consciente de nada, pero a los 5 años es la primera vez que yo lo veo y él estaba en la cárcel… Es la única vez que lo vi. Me acuerdo perfectamente porque era la primera vez que estaba en un sitio así, tengo el recuerdo de un refresco de cola y de verle detrás de un cristal… Lo volví a ver a los diecisiete o dieciocho años, fue decisión mía porque debería conocer a su hijo que bastante se ha perdido de mí”, comenzó diciendo Kiko.

El joven, que tenía un nudo en la garganta, continuó contado parte de su dura infancia, a lo que dijo: “Mi madre es una persona mileurista, ha tenido que trabajar para sacarme adelante. Mi padre fue mi abuelo, gracias a él soy quién soy y tengo unos valores. Veían gestos de que pudiera salir como mi padre, pero pasa la adolescencia, me voy a Granada a estudiar y tengo una vida normal. Allí unos compañeros me dijeron de presentarme a ‘Mujeres y hombres y viceversa’, era verano, me picó la curiosidad y me fui para allá”.

Aun así, sin duda, la declaración que más ha calado en el público ha sido la que ha hecho sobre su novia Sofía: “La noche que estuve en el calabozo sentí que es la mujer de mi vida. Fue la peor noche de mi vida pero al mismo tiempo la mejor porque me di cuenta de que es la mujer de mi vida…”.

“Puntos suspensivos porque mi relación con Sofía está destinada al fracaso como la de Gloria. Me he ido con Sofía a Maldivas, estoy enamoradísimo de ella, la echo muchísimo de menos, me encanta todo de ella”, sentenciaba diciendo.

Fuente: Leer Artículo Completo