Lucía Etxebarria: “Cuando ya renuncié a tener hijos, me quedé embarazada”

Los que conocemos a Lucía Etxebarria sabemos que es todo pasión. Trabajadora incansable, no ha dudado a lo largo de su extensa y exitosa carrera como escritora, en meterse en todos los charcos que ha encontrado en su camino, lo que le ha valido numerosas críticas en redes sociales, en las que no faltan amenazas e insultos que han colmado su paciencia, hasta el punto de verse obligada a enviar un comunicado a los medios alertando del hostigamiento y persecución a la que se ve sometida.

Para hablar con Lucía de esta polémica y de otros aspectos de su vida, quedamos en su casa, un apartamento que comparte con Allegra, su hija, que le consuela en los momentos de tanta presión.

Lucía, ¿cuál es el origen de esta polémica?
Mi posición y la de otras muchas mujeres y asociaciones feministas que nos hemos posicionado sobre el feminismo y el mundo transexual. En este caso concreto, contra la nueva Ley sobre la transexualidad, que en mi opinión presenta unas brechas muy peligrosas.

¿Quién o quiénes están detrás de estas amenazas?
Yo estoy siendo sometida a un linchamiento institucional. Primero fue a través de Internet, después en las redes sociales y en la calle. Ante tantas presiones, muchas librerías se vieron obligadas a retirar mi último libro, ‘Mujeres extraordinarias’.

¿Profesionalmente cómo le afecta?
Les ha salido mal la jugada porque se han vendido más libros. Habrá quien piense que me ha venido bien, pero ¿cómo me va a venir bien si no puedo salir a la calle, si tengo que mandar a mi hija a casa de su padre? Yo lo que pretendo es denunciarlo porque no tengo escolta que me proteja, ni siquiera puedo pasear a mi perro sin que se metan conmigo.

¿Qué es lo más grave que le han dicho?
Te vamos a partir la tráquea, os vamos a sacar los dientes uno a uno con alicantes, vamos a pasarte el coche por encima como si fueras un gato…

¿Lo ha denunciado?
Sí, claro, lo más grave es decir en un acto institucional que yo he insultado a los transexuales. Eso es mentira, no hay un solo twitter que demuestre que yo insulto a los trans, cuando es todo lo contrario. Quienes me acosan no son locos, su nivel de organización no es la de locos.

“No me gusta la experimentación con menores”

¿Qué no le gusta de la Ley sobre la transexualidad?
La experimentación con menores. Tú puedes someter a un menor de edad a un tratamiento experimental que no es específicamente para esto, sino para el cáncer de próstata. ¿Qué es lo peor de esto? Que si luego hay un problema, no puedes reclamar.

¿Alguna cosa más?
Que si el padre se opusiera a un tratamiento se podría impugnar la custodia del padre, y esto no es que lo diga la Ley, es que esto ya está sucediendo.

Esa Ley no se ha aprobado, puede haber cambios.
Estaba previsto que llegara al Congreso en 2021, pensando que no se enteraría nadie, ya que apenas dan información.

Seguro que PP, Ciudadanos y VOX sí tendrán información.
A esta Ley no hay oposición, pues no hay que olvidar que el PP sacó una Ley muy parecida en 2016 con Cifuentes gobernando en Madrid.

¿Por qué se opone al feminismo que defiende Irene Montero?
Porque yo a eso no lo considero feminismo. Lo que hace Irene Montero para mí no es feminismo.

¿Qué es?
Pregúntaselo a ella.

Usted es la que se opone.
Yo me opongo a que en esa Ley se permita la identificación de género, lo que significa que se acaben los espacios seguros para mujeres, la explotación reproductiva, o sea, los vientres de alquiler para entendernos, la experimentación en menores, que no es hormonación, ya que yo para tener a mi hija me he hormonado, pero ése no es el problema.

¿Algún partido le apoya?
No es una cuestión de partidos, por eso somos tan débiles, si estuviéramos protegidas por un partido, no hubieran ido contra nosotras.

“Feminismo solo hay uno, el de la igualdad”

¿Está a favor del feminismo liberal que representa Merkel?
Feminismo solo hay uno, el de la igualdad, que viene desde la Ilustración, que dice que las mujeres y los hombres deben tener los mismos derechos. Después, están los experimentos hechos con gaseosa.

¿El feminismo glamuroso es un invento de la prensa?
Yo no creo que el feminismo te impida ser glamurosa. Gloria Steinem, antes de ser líder del movimiento feminista fue modelo. Yo no estoy en contra de nadie, me parece absurdo que una mujer de VOX no pueda hablar con una del PSOE o de UP. Yo soy de la opinión de crear una asociación que nos una a todas, y que no nos separe.

¿Es cierto que se convirtió al islam?
Sí, quería adoptar una niña y tenía que hacerlo legalmente en Marruecos. Podía haber pagado y no hubiera tenido problemas pero lo quería hacer legalmente, y los trámites burocráticos eran infinitos, es por lo que tuve que convertirme al islam, y lo hice. Yo tengo una mezcla de culturas: mi abuela era judía, me he convertido al islam y me he bautizado católica.

¿Y cree en algo?
Por supuesto.

¿En qué?
Si te lees el Corán y la Biblia, las diferencias son mínimas. Yo creo que hay algo superior que nos integra a todos y al que cada cultura le pone un nombre diferente.

¿Su hija llegó en el momento adecuado?
Yo lo había intentado todo y cuando ya renuncié a tener hijos, me quedé embarazada. Es evidente que el padre no era mi pareja ideal, por eso rompimos.

¿Qué le ha aportado Allegra?
Ella me ayudó a centrarme porque yo por mí misma no lo hubiera conseguido. Si yo no hubiera tenido a Allegra, me mato, porque estaba en un momento en el que era incapaz de ver una salida, estaba cegada, me estaba volviendo loca. Como mi hija era más importante que yo, me tuve que responsabilizar de ella y eso me salvó.

¿Tonteaba con las drogas?
Yo nunca me he drogado mucho, pero sí he bebido mucho. Dejé de hacerlo al darme cuenta de que podía destruir mi vida si eso quería, pero no la de otras personas, en este caso la de mi hija.

¿Le hubiera gustado tener más hijos?
Sí, aunque es posible que si hubiera tenido más no hubiera podido hacer todas las cosas que he hecho. Yo creo mucho en el destino y si el destino ha decidido que no los tenga, será porque estoy destinada a otra cosa. Hay un refrán que dice: no llores por la leche derramada.

¿Conformista?
No, Cervantes decía: cuando una puerta se cierra otra se abre. Y eso lo he visto siempre a mi avanzada edad.

“Tengo artrosis y un brazo medio paralizado”

Está en lo mejor de la vida.
Perdona, tengo 54 años y todas las menopáusicas sabemos que no es la mejor edad. Cómo va a serlo si tengo artrosis y un brazo medio paralizado.

¿Ha sido una adelantada a su tiempo?
Eso lo tienes que decir tú porque yo no puedo juzgarme.

Triunfó muy joven.
Sí, pero yo no he tenido fácil nunca nada en la vida, por supuesto que hay gente que lo tiene mucho peor, pero yo he tenido una vida bastante complicada.

¿Por ejemplo?
No hablo de mi familia por respeto, ni de que me violaron poniéndome una navaja en el cuello, y si lo hice, es porque habían pasado diez años. Tampoco que sufrí abusos de pequeña… Valoro las cosas buenas que me han pasado, pero fácil no lo he tenido.

Eso no le ha impedido hacer cosas importantes.
Sí, como ganar el Planeta y el Nadal. Mi vida me vale como es porque tengo confianza en mí misma, si algo he aprendido es que los éxitos materiales no te hacen feliz. Esos premios me cogieron en un momento muy duro que me impidió disfrutarlos.

¿Qué pasó?
La muerte de mi padre fue muy complicada, me cogió en esa época, y encima tenía que escuchar cuando estaba hecha una mierda que me dijeran la suerte que tenía por haber ganado esos premios.

¿El éxito no le ayudó a superar los malos momentos?
Te olvidas de que me pusieron a parir por haber ganado el Nadal… Lo más importante de mi vida no ha sido lo profesional, ha sido mi vida espiritual. Últimamente me paso la vida rezando a la Virgen del Carmen que está en la Iglesia de enfrente de mi casa.

Es una caja de sorpresas.
Si yo he salido de los problemas es porque me iba a rezar a quien fuera. Si estaba en Marruecos, iba a la mezquita. Rezar alivia.

¿No ha pedido ayuda a un profesional?
Esta es una pregunta de terapeuta, Rosa. La gente cercana sabía que yo era una persona muy vulnerable.

Aparenta seguridad.
Porque he hecho mucho ejercicio y tengo un aspecto físico muy particular, herencia de mi padre, que era mucho más inteligente que yo a la hora de defender sus ideas. Él estuvo en Izquierda Democrática en la clandestinidad y no llegó a más porque no quiso; a mí me llevaba a ver a Tierno Galván.

Tiene seis hermanos.
Mi madre me tuvo con 47 años, cosa que no le hizo mucha ilusión, y ese sentimiento de que mi madre no me había querido tener lo tuve yo siempre.

“Jamás escribiré mis Memorias”

La suya es una familia muy original.
Imagínate: mi padre, de Izquierda Democrática, uno de mis hermanos, que es productor, estaba en la Liga Comunista revolucionaria. Sí, claro, yo tengo una vida y una familia muy rica en experiencias.

¿No le tienta escribir sus memorias?
No, jamás, porque eso forma parte de mi vida privada. Las historias de mi familia son alucinantes, sí, pero de eso me di cuenta a posteriori, de que tenía una familia con un nivel cultural y personal muy importante.

¿De qué se arrepiente?
No sé, si me muriera mañana, diría que he tenido una vida muy interesante.

¿Feliz?
Es importante que la gente sepa que triunfar en la vida es quererse a sí misma y aceptar la vida como es. Perseguir el éxito al precio que sea, denota inseguridad.

Mi foto favorita

“Allegra, mi hija, es el gran pilar de mi vida”, nos cuenta de esta imagen con su única hija.

¿Quién es Lucía Etxebarria?

Nació en Valencia, el 7 de diciembre de 1966.

Estudios Licenciada en Filología inglesa y Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Trayectoria En 2000 se traslada a Escocia y empieza a trabajar en la Universidad de Aberdeen impartiendo clases de escritura y guión. En 2002 obtuvo un puesto de escritora residente en la Universidad de Montreal. Tras publicar varios libros, anuncia su retirada como protesta por la piratería. En 2013 participa en el reality ‘Campamento de verano’, de Telecinco. Ha formado parte de Mensa, asociación internacional de personas superdotadas. En 2001 ‘Interviú’ la acusó de plagiar al poeta Antonio Colinas, Premio Nacional de Literatura. Lucía les demandó, pero absolvieron a la revista. Apeló al Constitucional, y la absolvió. En 2006, el psicólogo Jorge Castelló la demanda por “apropiación indebida”. Ambos llegaron a un acuerdo extrajudicial. Ha escrito numerosos libros y ha ganado premios como el Nadal y el Planeta. El último, ‘Tránsfoba del año’, de gran polémica en las redes sociales. Tiene una hija, Allegra, de 16 años, fruto de una relación con el canadiense Jeff R.

Fuente: Leer Artículo Completo