Madonna explica porqué acudió a la manifestación antirracista: "Es importante para mis hijos"

Las protestas contra el racismo se extendieron ayer a muchas grandes capitales del mundo, impulsadas por la oleada de dolor y raba que se ha instalado en Estados Unidos debido a la muerte de George Floyd en una detención policial. El movimiento Black Lives Matter demuestra así su músculo global y, también, su capacidad para reunir a ciudadanos de a pie y grandes estrellas: las celebrities más influyentes se han movilizado a favor de las organizaciones que luchan contra al racismo en todo el mundo. Madonna no podía ser una excepción. La ambición rubia acudió ayer a la manifestación que se convocó en Londres, con muletas y sin mascarilla. La cantante arrastra una lesión desde un concierto de su gira “Madame X”, celebrado el pasado marzo en la capital británica. Se trata de un desgarro de ligamento de una rodilla por el que realiza seis horas de rehabilitación al día.

Madonna subió a su perfil de Instagram algunas fotos y vídeos en los que la podemos ver escuchando atentamente proclamas y manifiestos y conversando con los manifestantes. Ella misma explicó los motivos que le habían llevado a sumarse a la marcha antirracista. “¡¡Fue un honor para todos nosotros estar allí!!”, escribió. “Es importante que mis hijos sepan que están aquí para ser testigos de este gran momento histórico. No sólo en América sino en todo el mundo”. De hecho, la cantante acudió a la marcha acompañada por algunos de sus hijos adoptados.

Recordemos: Madonna tiene seis hijos, dos biológicos y cuatro adoptados: Lourdes María Ciccone León “Lola”, de 23 años, fruto de la relación de la cantante con el bailarín cubano Carlos León; Rocco, de 19, fruto de su relación con el cineasta británico Guy Ritchie; y David Banda (14), Mercy James (14), Stella y Esther Ciccone, ambas de 7 años. Los cuatro hijos pequeños de la cantante nacieron en Malawi, uno de los países africanos con mayor tasa de pobreza y de mortalidad infantil.

Fuente: Leer Artículo Completo