Manolo Santana no ha sido informado de la muerte de Mila Ximénez

La muerte de Mila Ximénez ha provocado que se recuerda el motivo por el que saltó a la fama: su matrimonio con el tenista Manolo Santana. Aunque tras su separación tuvieron multitud de tiras y aflojas, siendo la colaboradora, en ocasiones, especialmente crítica con el deportista a su paso por los platós, en muchos momentos llegó a recordarlo con cariño, señalando que los años más felices de su vida fue los que vivió junto a él. Entre los asistentes al tanatorio de la colaboradora de ‘Sálvame’, pudimos ver a infinidad de amigos y compañeros de la periodista, así como algunos de sus familiares directos, como son sus hermanos, Manolo, Encarna y Concha, o su hija Alba Santana, que recibió el apoyo de su hermana Beatriz, nacida fruto del primer matrimonio del tenista con Fernanda Dopeso. Sin embargo, no se ha tenido noticias del que fue su marido.

El pasado viernes, abordaron en ‘El programa de Ana Rosa’ la triste pérdida de la periodista. “Se ha ido descansada, sosegada, sin apenas sufrir”, apuntó Antonio Rossi. Por su parte, Alessandro Lequio destacó que “la racionalidad con la que entendió lo irremediable es un consuelo y toda una lección” antes de desvelar que, según sus fuentes, al ganador de cuatro torneos del Grand Slam, de 83 años, no se la ha comunicado la fatal noticia. “El que tiene que estar muy mal es Manolo Santana para que no se lo hayan dicho”, dijo. Una realidad que acabó confirmando Beatriz Cortázar: “No, no le han dicho nada”.

Mucho se ha especulado en los últimos años sobre el estado de salud de Manolo Santana. Pese a que algunos miembros de su círculo cercano han desmentido que haya experimentado un fuerte deterioro, tal y como se comentó a finales de año en ‘Sálvame’, sus apariciones públicas son cada vez más escasas y preocupantes.

“Desde la dirección del Mutua Madrid Open se mantiene una constante comunicación con Manolo Santana sobre varios temas relacionados con el torneo, siendo la última de ellas esta misma tarde”, afirmaron en enero los responsables del conocido torneo a través de un comunicado. “Sigue desempañando activamente su trabajo como presidente honorífico del Mutua Madrid Open, siendo el mejor embajador posible y ayudando a que el torneo siga creciendo año tras año”.

Así fue su relación

Mila Ximénez era una simple periodista cuando conoció a Manolo Santana, quien arrastraba un pasado glorioso en el mundo del tenis, llegando a ser considerado el mejor tenista español de la historia. La pareja pasó por el altar en 1983 y, a pesar de que un año después tuvieron a su única hija, Alba, la relación no cuajó y acabaron divorciándose en 1986. Sin un sustento económico detrás y ante la falta de oportunidades laborales, Ximénez decidió que su hija, todavía una niña, se marchara a vivir con su progenitor. “Mi madre tomó la decisión de que me fuera a vivir con mi padre para que yo pudiera vivir mejor. A veces no tenía ni para pagar la luz y ella quería lo mejor para mí”, explicó en su día la propia Alba.


Fuente: Leer Artículo Completo