Melissa Jiménez: "Marc sabe que he sacrificado parte de mis sueños para cumplir otros"

Contando los días para que nazca su tercer hijo -faltan cuatro semanas- y encantada tras instalarse la familia en Sevilla, la periodista deportiva Melissa Jiménez nos habla de cómo afronta un nuevo curso lleno de ilusión y optimismo mientras se descubre como una mujer completamente feliz y enamorada en el que, sin duda, es el mejor momento de su vida. Está claro que a Melissa le sirve el dicho de ‘Virgencita, virgencita…’.

Corazón La veo flamante y orgullosa como nueva embajadora, junto al televisivo Roberto Leal, de la V edición de la Bimbo Global Energy Race, la carrera solidaria que se disputará en 36 ciudades de 22 países distintos el próximo domingo 22 de septiembre. Supongo que lo suyo será una embajada de honor, dado que con su avanzado estado de gestación no creo que salga a correr…

Melissa Jiménez Estoy de 32 semanas, en la recta final, y me encuentro súper bien. Siempre quisimos tener dos o tres hijos y por eso cuando nos dijeron que era un niño después de nuestras dos hijas nos pusimos muy felices. No creo que haya un cuarto bebé porque ya está bien con tres. Evidentemente no participo en la carrera, pero sí apoyo este acto que tiene un fin solidario y familiar, ya que fomenta el deporte en familia, algo que quiero inculcar a mis niñas.

C. ¿Es de las mamás que vemos corriendo con los carritos de su bebé por los parques?

M. J. Yo corro detrás de ellos, pero no en plan runner, sino como mamá que no para quieta detrás de las niñas.

C. ¿Tres no son multitud?

M. J. Ya somos familia numerosa. Es verdad que a nivel organización te cambia mucho un tercero, incluso con dos ya lo noté, pero siempre me había gustado tener una familia amplia, ya que solo tengo una hermana y para mí es fundamental.

C. La última vez que la entrevisté estaba a punto de nacer su segunda hija, Abril. ¿Qué ha cambiado en este tiempo su vida?

M. J. Mi hija aún tiene 16 meses y reconozco que este embarazo se me ha pasado volando porque no he estado quieta. Es verdad que en ese momento vivíamos en Alemania y ahora estamos en Sevilla, una ciudad perfecta para criar a tus hijos. He vivido en Barcelona y en Madrid, pero la paz que encuentro hoy no la tenía entonces. Como madre no cambio Sevilla por otro lugar. Me encanta la rutina, algo que necesito para organizarme, y allí es fácil.

C. Imagino el día que su marido, el futbolista Marc Bartra, le anunció que salía del Borussia de Dortmund para fichar por el equipo del Real Betis y se mudaban. Menudo cambio, ¿no?

M. J. Nos pusimos muy contentos, ya que creíamos que íbamos a estar en Alemania muchos años, algo que no me apasionaba, y regresar a España, a Sevilla, fue algo que me alegró. Me encanta el clima, la comida, la alegría, los amigos. Además tenemos al lado de casa a un compañero de mi marido, Cristian Reyes, y es una suerte porque me llevo genial con su mujer, que también tiene dos hijas, por lo que hacemos mucha vida juntos.

C. Supongo que ahora presionará para que no salga del Betis…

M. J. No, no. Somos una familia y además, en mi caso, me siento muy nómada, por lo que nos adaptaremos siempre a los lugares donde tenga que ir Marc. No voy a influir en sus decisiones.

C. ¿Le quedan ganas de trabajar con tres hijos tan pequeños?

M. J. Después de la carrera no voy a hacer nada más para centrarme en el final del embarazo y luego ya veremos. Primero a ver qué tal se porta el niño, si sale muy inquieto o tan bueno como sus hermanas, y de eso dependerá cuándo me incorpore a mi profesión. Soy bastante inquieta y en parte he querido tener a los hijos muy seguidos para criarlos juntos y luego ya poder retomar mi carrera, algo que me hace muy feliz.

Me gusta vivir en sevilla porque es un ambiente tranquilo y cercano”

C. Evidentemente es usted la que ha tenido que sacrificar su faceta laboral para apostar por la familiar. No sé qué siente cuando hablan de conciliar y que eso ya está solucionado…

M. J. Cuando dos personas están a un nivel alto y en un trabajo que te exige tanta movilidad no es fácil llevar una familia unida y consolidada cuando los dos están fuera. Marc sabe que he tenido que sacrificar parte de mis sueños para cumplir otros, pero te aseguro que para mí hoy es lo prioritario y me compensa con creces. Eso sí, en cuanto pueda quiero volver a trabajar aunque no sea al mismo ritmo de antes. Mi marido tiene pilas para rato y no creo que sea un futbolista que llegado el día se retire y relaje. Tiene muchas metas en la vida y seguirá vinculado a ese mundo en cualquiera de sus formas.

C. ¿No se resquebraja la pareja con tanto bebé?

M. J. Con hijos pequeños es cuando más unidos hay que estar, porque te aseguro que no es verdad que los niños unan sino más bien lo contrario. Hay que estar muy compenetrados y apoyar las decisiones del otro para que los hijos vean que estamos juntos en las decisiones importantes. Marc y yo somos muy diferentes, ya que yo consiento a mis hijas casi todo mientras que él es más estricto e impone la figura de la disciplina. Reconozco que soy la blanda.

C. ¿Tienen tiempo para ustedes?

M. J. Bueno, lo intentamos. Es verdad que viajamos siempre con las niñas, pero también que contamos con ayuda que nos permite ir algún día al cine o cenar solos.

C. Sé que Marc se puso loco al saber que esta vez venía un varón. ¿Recuerda ese momento?

M. J. Se emocionó muchísimo. Fíjate que creíamos que sería otra niña y de ahí la alegría y sorpresa. Aún no tenemos elegido el nombre y pienso que va a nacer y vamos a seguir igual. A mi hija Gala le gusta Javier y Hugo, a mí Marc…

C. ¿Le hace ilusión pensar en un hijo futbolista?

M. J. A mí eso me da igual pero es verdad que Marc está deseando ponerle balones. En cuanto a mis hijas, Gala es muy femenina y le gusta el ballet, pero Abril sí juega con la pelota.

C. ¿Qué es lo que más le gusta de Sevilla?

M. J. La vida en familia. Poder salir del colegio y pasear por la calle con las niñas muy tranquila. En Barcelona no era así. Por la contaminación y ahora con la inseguridad que hay en las calles no es igual. Me gusta Sevilla porque no parece que vivas en una ciudad tan fría, sino en un ambiente más tranquilo y cercano.

C. ¿Está preocupada por las noticias que llegan de Barcelona?

M. J. Claro que sí. Los problemas que hay ahora no existían hace un tiempo y te aseguro que este verano, que he estado en Barcelona para estar con mi familia, me he sentido más insegura que nunca y he sentido miedo.

C. ¿Cómo serán estas navidades con tres en casa?

M. J. Imagino que vendrá la familia a Sevilla para estar todos juntos.

C. ¿Qué espera del 2020?

M. J. Tener a mis hijos con salud, que me duerma bien el niño… las cosas más básicas que son las más importantes.

C. Ha sido un verano muy duro para sus amigos Iker Casillas y Sara Carbonero. ¿Han hablado con ellos?

M. J. Bueno, Marc ha hablado alguna vez con Iker pero, sin personalizar en sus casos, te insisto que la salud es lo primero y de eso, por desgracia, te das cuenta cuando pasa algo. Soy partidaria de vivir el momento y aprovechar lo que tenemos.

Fuente: Leer Artículo Completo