Michelle Obama habla claro sobre Donald Trump y demuestra que es una líder nata (atención, Partido Demócrata)

Las mujeres (racializadas) están plantando batalla como nadie en las elecciones presidenciales de Estados Unidos desde el Partido Demócrata. Joe Biden ha elegido a Kamala Harris como vicepresidenta y ahora Michelle Obama se ha atrevido a decir sobre Donald Trump cosas que ningún miembro de los azules ha dicho tan alto y claro: “Si os quedáis con algo de lo que digo esta noche, que sea esto: si pensáis que las cosas no pueden ir a peor, creedme, pueden”, aseguraba la ex primera dama, que dio a los espectadores un baño de realidad de 15 minutos demostrando que, si se decidiera, sería una candidata perfecta a la presidencia para los progresistas.

La convención demócrata, un programa con discursos grabados y vídeos musicales moderado por Eva Longoria, discurrió con speeches templados y un tanto encorsetados. Una de las excepciones, eso sí, fue Bernie Sanders, del ala más izquierdista, que también habló en plata animando a sus partidarios a acabar con el autoritarismo de la era Trump votando en “las elecciones más importantes de la era moderna”, Pero la que marcó diferencia y ha acaparado titulares ha sido Michelle Obama, que puso sus dotes comunicativas al servicio de ‘poner los pies’ en la tierra a muchos votantes indecisos.

“He sido una de las pocas personas que ha podido conocer de primera mano el enorme peso y el asombroso poder de la presidencia. Y dejadme deciros una vez más que es un trabajo difícil”, continuaba, para concluir que no se puede ser presidente únicamente fingiendo que tienes las cualidades necesarias: “Se necesita claridad de mente, respeto por la verdad y la historia, una orientación moral y habilidad para escuchar. Y la creencia de que cada uno de los 330 millones de vidas que hay en este país tienen significado y valor”, apuntó, en una clara referencia al movimiento Black Lives Matter y al racismo y machismo del actual dirigente.

Michelle Obama sobre Donald Trump: “Es el presidente equivocado para nuestro país”

Michelle Obama solo mencionó el nombre del actual líder una vez: “Donald Trump es el presidente equivocado para nuestro país”. Tampoco se alineó con el discurso siempre optimista y más emocional de su marido, que a menudo alude a una América en constante progreso donde no existen azules (demócratas) ni rojos (republicamos), una visión idealista más del gusto de los Demócratas. Para ella, Estados Unidos sí es un país “profundamente dividido, y yo soy una mujer negra hablando en la convención demócrata”.

Fue más allá y aseguró que muchos de los fallos de Trump como presidente ni siquiera son cuestiones políticas; son fallos como ser humano. Mencionó “su falta total de empatía”, el hecho de que no duda en usar “spray de pimienta y pelotas de goma” contra manifestantes pacíficos o su apoyo a los supremacistas blancos.

El presidente, cómo no, siguió la convención mientras comentaba la jugada desde Twitter. Mientras que sí arremetió contra Bernie Sanders y Andrew Cuomo (gobernador de Nueva York), Trump no hizo comentario alguno contra Michelle Obama. ¿Optó por eso de ‘no hay mejor desprecio que no hacer aprecio’? ¿O pensó que si aludía a ella directamente la estaba reconociendo como una igual? En definitiva, nos quedamos con la conclusión de la crónica del medio especializado estadounidense ‘Politico’: “En muchos sentidos, el Partido Demócrata sigue siendo el partido de Obama, pero viven en el mundo de Michelle”.

Fuente: Leer Artículo Completo