Polémica en el debut teatral de la princesa Amalia de Holanda

Si ha habido una protagonista entre los ‘royals’ europeos esta semana (con permiso de los embrollos interminables de la casa real británica), esa ha sido la princesa Amalia de Holanda. La primogénita de Guillermo y Máxima de los Países Bajos, cumplió este fin de semana 15 años y, un par de días después, debutaba como autora teatral.

Sin embargo, esa primera obra salida de las manos de la heredera como coautora y estrenada en el Teatro de La Haya el martes, ha estado acompañada del sinsabor de la polémica. Y esto ha sido así por algo tan sencillo como la prohibición de que los medios de comunicación pudieran hacer la cobertura del evento.

Para este estreno, en el que ella además se subía a las tablas con un pequeño papel, contaba con el apoyo de sus padres, por supuesto, pero también de sus dos abuelas: la princesa Beatriz y Carmen Zorreguieta. De este modo, la casa real Orange lo consideró como un “acto estrictamente privado y familiar” y se prohibió, estrictamente, que se grabara y fotografiara material para su distribución.

Desde la casa real se amparan en el código de conducta que, si bien está redactado como una mera ‘recomendación’ a la prensa sobre lo que puede o no hacer, puede traer represalias en el caso de que no se siga esa línea marcada. Es eso exactamente lo que ha provocado un rebote monumental en los medios holandeses.

Hay que recordar que hubo una polémica reciente con un trasfondo similar. La pasada Feria de Abril, los reyes de Holanda disfrutaron de Sevilla y su fiesta. El material fue distribuido y la casa real pidió su retirada, al tratarse, también en aquella ocasión de un acto de carácter privado dentro del tiempo de ocio de los monarcas.

Fuente: Leer Artículo Completo