Por qué Melyssa ha conseguido conmover a toda España con su desesperada historia de amor con Tom en La isla de las tentaciones

La ruptura es inevitable: no es ninguna noticia que la pareja que forman Tom Brusse (27 años), empresario marroquí, y Melyssa Pinto (28 años), aspirante a diseñadora de moda e influencer, no va a superar la experiencia de ‘La isla de las tentaciones’. La pareja se ha convertido en la principal atracción de un ‘reality show’ que planteabamuchas dudas a los espectadores, de sobra alerta ante los pactos, guiones y falsas parejas que podían entrar en el casting final y que, de hecho, han entrado.

Esa ha sido la principal baza de Melyssa y Tom para enganchar a toda España: por trágico que nos parezca, son de verdad. Y triunfan, además, con una historia más antigua que el hilo negro: la de la mujer que se engaña a sí misma para querer al típico truhán-señor de la canción ligera del siglo pasado.

Melyssa y Tom son lo único real que vamos a ver en la paradisíaca isla de Samaná de la República Dominicana en toda esta temporada. Ninguno de los dos engaña a nadie: él está por la fama y el roce de los cuerpos; ella está por algo que llama amor. Precisamente por eso, ahora mismo la catalana se limita a publicar sus looks low cost en un perfil de Instagram que no para de crecer, haciendo oídos sordos a los comentarios que subrayan su sumisión y falta de autoestima. Tom, sin embargo, no puede estar más feliz. Se ríe de todos los ‘haters’ que no paran de dejarle comentarios negativos sobre su comportamiento y hasta celebra fiestas con amigas para ver cada capítulo de ‘La isla de las tentaciones’. Actúa como el gran triunfador de la edición.

Lo cierto es que la relación entre Tom y Melyssa no estaba en su mejor momento antes de aterrizar en la Santo Domingo. De hecho, Melyssa no quería bajo ningún concepto participar en el programa y fue Tom quien la persuadió, hasta el punto de asegurarle que podía ser una experiencia que podría revitalizar la relación (ella lo había dejado recientemente). Una prospectiva bastante optimista que, tras sus tórridas imágenes de cama con la Sandra, podemos recalificar como falsa. Todo parece indicar que Tom encontró en ‘La isla de las tentaciones’ la manera de matar dos pájaros de un tiro: hacerse, por fin, famoso y dejarlo con una novia demasiado celosa.

View this post on Instagram

Tú y tu manera de revolucionar mi corazón 🥀

A post shared by Melyssa Pinto (@melyssapiinto) on

Desde el perfil de Instagram de Melyssa la relación podía parecer totalmente idílica: ella subía frecuentemente retratos de ambos abrazados y besándose, paseando bajo arcos de flores con forma de corazón o de la mano. También se ve que han compartido viajes idílicos, por ejemplo a Dubai. Sin embargo, la madre de Melyssa destapó la realidad de una relación absolutamente asimétrica: “Mi hija se enamoró de este chico como una loca. Dejó todo para irse a vivir a Marrakech. ¿Qué ha hecho él? Salía por la mañana y venía a las cinco de la tarde, y ella harta de esperar en el sofá”, soltó en una reciente intervención en televisión. “Ella le decía que fueran a cenar, se arreglaba y Tom le decía: ‘Así no puedes ir, tienes que llevar tacón’. Lo que él quería era una mujer florero y mi hija no es así, así que dejó esa relación, quiero que quede claro”.

“Él solo ha utilizado a Melyssa para llegar a la televisión“, afirma la madre de la desengañada concursante. Y ha llegado. Pero al menos en ‘La isla de las tentaciones’, su personaje no tiene ningún interés si falta Melyssa. Por esa razón, y en previsión de que la catalana abandone el programa en otro rapto de desesperación, lloros e ira, no le van a mostrar imágenes nuevas de Tom en esta semana. Una decisión retorcidamente sabia que permite al empresario continuar con su luna de miel con Sandra mientras su ‘legítima’ vive en la inopia. Más intriga, más audiencia, más expectación. España seguirá en vilo. Jugada redonda.

Fuente: Leer Artículo Completo