Rocío Carrasco desmonta la imagen de ‘niña buena’ de Rocío Flores: ”Sé que no es real”

Durante la emisión del último episodio de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco ha valorado el paso de su hija por ‘Supervivientes’. Rocío Flores, en su estancia en Honduras, la nombró en más de una ocasión, llegando a llorar en directo a modo de súplica para que su madre levantara el teléfono y hablara con ella. Unas emotivas imágenes a las que la hija de Rocío Jurado no da ningún tipo de veracidad. “Sé que no es real, muy a mi pesar”, señala. “Cuando está aquí siete años su madre es Olga y en Supervivientes su madre soy yo… Efectivamente, llevaba siete años sin saber nada de ella, siete años en los que no ha tenido ningún tipo de preocupación sabiendo cómo estaba y todo lo que había pasado y todo. No es real, no es verdad”, reflexiona la presentadora.

Como ejemplo de que su dolor no es real, Rocío Carrasco recordó que jamás se ha preocupado por ella, ni tan siquiera en las fechas más señaladas, por lo que no entiende que lo hiciera en un programa de máxima audiencia. “A mí mi hija nunca me ha felicitado por mi cumpleaños, jamás, pero sí lo hizo por la tele. Tuvo que irse a un reality a miles de kilómetros y tenía que ganarse de alguna manera el favor de la gente. Si hubiese querido hacerlo en privado lo hubiera hecho, nunca lo hizo, eso no es verdad… No tiene sentido ninguno, en las cosas que dice no hay ni un ápice de verdad“, indica.

Pero, entonces, ¿por qué piensa que su hija tuvo esa reacción? “Todo es un guion organizado por su padre. Lo creo porque conozco a mi hija. No es la que ha salido ahí. Sabía lo que tenía que hacer para ofrecer la imagen de niña maravillosa, buena, desamparada… En ‘Supervivientes’ fue verdugo y víctima. Todo es culpa de este deshecho que es su padre“, sentencia.

Detrás de eso hay unos intereses creados. Esa imagen no es cierta, no es veraz, no es así. Muy a mi pesar. Detrás de eso hay un porqué y hay una motivación. Y al final quedó tercera, coño… A la gente y a las personas que vean esto le quede claro que aquí no existe nada al azar, está todo cuadriculado y en una hoja de ruta. Todo se dice por algo y siempre con un beneficio económico”.


Fuente: Leer Artículo Completo