Tenso cara a cara entre Gloria Camila y Albert Barranco un año después de que él confirmara la infidelidad a Kiko Jiménez

Ha pasado casi un año y la relación es tensa. Casi, que el ambiente palpado entre ellos anoche en el plató e ‘Supervivientes 2020’, se podía cortar con un cuchillo. Hablamos de Gloria Camila Ortega, defensora oficial de Ana María Aldón, y Albert Barranco, último expulsado del ‘reality’. Ayer asistimos al cara a cara entre la hija de José Ortega Cano y el joven que confirmó haber sido el tercero en discordia que dinamitó la relacición con Kiko Jiménez.

Si alguien pensaba que el buen rollo de Barranco con Rocío Flores, sobrina de Gloria, en la isla se debía, precisamente, a la relación que tenía con esta última, ayer quedó demostrado que es un argumento que no se sostiene. Porque el primer cara a cara desde aquella confesión, fue desagradable para los que tenían alrededor por la frialdad.

No he pensado en arreglar nada con Gloria”

Albert entró en el espacio de Mediaset e hizo un saludo a su antaño amiga (y algo más) con la cabeza. Sin más. Casi por obligación de las normas sociales. La cámara no llegó a captar la cara, siempre expresiva, de la hija de José Ortega Cano, pero nos podemos hacer una idea conociéndola como ya se la conoce.

Un cruce de miradas por el que Albert fue preguntado por la presentadora del programa, Sonsoles Ónega (que se estrenaba anoche) y que recibió la respuesta contundente de este: “Nos vimos un día y ya está… Tenemos nuestras parejas y está de más hablar de este tema, puede sentar mal. Me queda ya muy grande”. Y remataba, para dar por zanjado un asunto que le incomodaba: “No he pensado en arreglar nada con Gloria”.

Fuente: Leer Artículo Completo