¿Y si la princesa Diana no hubiera llevado su icónico vestido de novia?

Cuatro décadas después de su enlace con el príncipe Carlos, el vestido de novia de Lady Di sigue acaparando titulares de lado a lado del globo terráqueo. Resulta difícil olvidarse de aquel icónico diseño elegido por la princesa adornado con más de 10.000 perlas, grandes mangas abullonadas, detalles de encaje y volantes alrededor del cuello, con el que no solo logró brillar sino que marcó un antes y un después para la corona británica.

Una creación de ensueño que marcaría las tendencias nupciales de la época y las décadas venideras que fue creada por David y Elizabeth Emanuel. La pareja de diseñadores tuvo que llevar el paso de confeccionar uno de los diseños más importantes de la historia y de hacerlo de forma secreto, un aspecto muy complejo en la época: Diana era el centro de todas las miradas. Por ello, con el objetivo de que nada saliera mal, David decidió tomar una medida excepcional pero también la más acertada: crear un segundo vestido de novia.


La noticia no fue desvelada hasta bien entrada la primera década del siglo XXI, cuando habían pasado nada más y nada menos que diez años del trágico accidente de la princesa Diana. Fue el propio creador el encargado de confesarlo durante una entrevista a revista People allá por 2008 asegurando que se trataba de un diseño “para su propia tranquilidad” en caso de filtración. David afirmó entonces que ni siquiera la propia Diana conocía la existencia de este vestido de novia.

Nunca llegó a estar terminado por lo que es imposible saber con exactitud cual era la forma o los detalles que contaba. ¿Imaginas a Lady Di con otro vestido de novia? ¿Hubiera sido tan espectacular? Nos tenemos que quedar con las dudas…




Fuente: Leer Artículo Completo