Así entrena Kamala Harris para mantenerse en forma a los 56 años

Si hay un nombre que no deja de sonar últimamente es el de Kamala Harris. Ahora ya es de forma oficial la primera mujer negra y de origen asiático que ostenta el cargo de vicepresidenta de Estados Unidos. Ha logrado hacer historia y se ha convertido en símbolo de empoderamiento femenino. También en una voz para las minorías: durante estos meses no le ha temblado la voz cuando se ha tratado de protestar públicamente contra la brutalidad policial, el racismo o la homofobia. Una actitud que, después de la estela que ha dejado Donald Trump tras de sí durante su mandato, ha sentado como un soplo de aire fresco al país.

Kamala Harris es una mujer decidida, sí. Pero ha admitido en alguna ocasión que en realidad debe trabajar muy duro para mantener la resistencia mental y física que su cargo ahora requiere.

¿Y cómo lo consigue?

Procura hacer ejercicio todas las mañanas

Así se lo dijo al expresidente Barack Obama durante la campaña del pasado año: “Entreno todas las mañanas, independientemente de cuánto haya dormido la noche anterior”. Un hábito que ha integrado tanto en su rutina que ni siquiera fue capaz de renunciar a él el mismo día que ganó las elecciones junto a Biden.

De hecho, cuando se enteró de la noticia, estaba haciendo running en el parque. De ahí que en el vídeo viral en el que le dice a Biden su ya famosa frase de: “Lo logramos”, Kamala Harris apareciese tan casual con ropa de deporte.

https://www.instagram.com/p/CHTEJMGgU1w

A post shared by Kamala Harris (@kamalaharris)

Entrena en casa aunque no tenga con qué hacerlo

Al igual que muchas de nosotras, la vicepresidente de Estados Unidos apostó por el entrenamiento en casa cuando los gimnasios cerraron debido al Covid-19. “Durante meses no pude comprarme unas pesas por Internet”, le dijo a Obama. “Estaban todas agotadas, así que tenía que sustituir las pesas por botellas de agua de un litro que utilizaba a modo de mancuernas”.

Y confiesa que el ejercicio ha terminado ayudándola más a un nivel mental que físico. “Entrena todas las mañanas por las buenas o por las malas”, revelaba su marido, Dough Emhoff, en una entrevista con nuestros compañeros de Men’s Health US. “Incluso me ha arrastrado a mi. Ahora vamos al mismo ritmo y estoy en mejor forma que hace 10 años”.

https://www.instagram.com/p/B8jTx2QJ6Nf

A post shared by Doug Emhoff (@douglasemhoff)

“A Kamala normalmente le gusta levantar pesas cuando hace cardio”, contaba Emhoff. “Como durante el confinamiento no teníamos en casa, en marzo estuvo levantando botellas de agua mientras veía las noticias y montaba en una bicicleta estática que monté en casa. Era una bastante antigua, un poco retro, pero nos funcionaba”.

El deporte en pareja le ha ayudado a mantenerse motivada

Aunque no es que le haga falta encontrar motivación para hacer ejercicio: de hecho le sobra. “Cuando la conocí, Kamala ya hacía ejercicio todos los días”, explicaba su marido. “Y es algo que sigue haciendo. Da igual que tenga una reunión, ella siempre se levanta temprano. Y claro, no puedo sentarme a mirarla mientras me como un tazón de cereales”.

Por eso ahora entrenan juntos siempre que pueden.

Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo