Autobronceador: mitos y verdades descubiertos por una experta

Según se va acercando el verano no solo ocurre el cambio de armario, también empiezan a llegar nuevos productos a cada neceser, y entre ellos se encuentra el autobronceador. Y más desde hace unos años, que se ha vuelto imprescindible cuando empiezan a salir los primero rayos de sol y comenzamos a desprendernos de capas. Y es que el autobronceador hace que el tono mejore de forma instantánea.

Pero, a pesar de ser un producto ya más que conocido por todas, todavía hay mucho que no sabemos sobre el autobronceador y muchos mitos que nos hemos creído sin dudar y que nos hacen cometer errores con él. La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia, nos ayuda a reconocer los mitos y verdades con el producto estrella de la primavera-verano.

Exfoliar antes de usar: verdadero

Es básico hacerlo para que el autobronceador quede extendido de forma uniforme, no se cuartee y quede completamente unificado. “Es esencial exfoliar la piel 24 horas antes, así como hidratarla mucho. De esta manera conseguiremos un bronceado uniforme, bonito y duradero”, señala la experta.

Para todo el cuerpo: falso

No se puede usar el mismo autobronceador para el rostro que para el resto del cuerpo, hay que usar uno específico para cada zona.

Se puede extender con las manos: falso

Hay que usar una herramienta para extenderlo, y no solo para no mancharnos las manos y hacer que estas se tiñan, sino para repartirlo correctamente: “Conviene aplicar los autobronceadores con manopla (excepto en la cara), porque el resultado será más homogéneo”, señala Rocío.

El bronceado es instantáneo: falso

“El bronceado se va produciendo de forma gradual, así que no conviene excederse con la cantidad, sino que debemos esperar a ver qué color va tomando nuestra piel y seguir aplicándolo si buscamos un tono más fuerte”, añade Escalante.

El autobronceador es independiente del Spf: verdadero

Es decir, son productos totalmente distintos y con funciones muy diferentes, el uso del uno no anula el del otro ni lo suplanta: “hay que aplicar filtro solar, con o sin autobronceador. El autobronceador no protege de los rayos solares, así que si vamos a estar expuestos, aunque hayamos aplicado autobronceador, debemos usar una crema con protección”, indica la farmacéutica.

Se va con el agua: falso

“Los autobronceadores no son como un maquillaje que se eliminan fácilmente. Los autobronceadores actúan por oxidación. El bronceado se va de forma gradual con la renovación natural de nuestras células”, aclara la experta.

No favorece a la piel clara: falso

El autobronceador se puede utilizar en cualquier tipo de piel y en la piel clara, en contra de lo que puede creerse, no quedará para nada artificial: “El bronceado sube cada día, podemos controlarlo, cuando llegue el momento en el que no quieras potenciarlo más, solo hay que dejar de aplicarlo a diario.”




Fuente: Leer Artículo Completo