El cambio de look radical de Pablo Iglesias: adiós a la coleta con un corte de pelo que transforma su rostro por completo

Adiós a uno de los símbolos más icónicos de nuestra política que tanto debate ha generado: la coleta de Pablo Iglesias. El exvicepresidente se ha hecho un cambio de look radical que viene marcado por uno de los giros más inesperados en su carrera: después de abandonar el Gobierno de coalición y dimitir tras su derrota en las elecciones madrileñas, Iglesias se ha deshecho de la coleta y ha optado por un corte de pelo corto que le transforma por completo el rostro. ¿Casualidad? No lo creemos.

Al más puro estilo Charlene de Mónaco y su rapado con el que demuestra que el mote de “la princesa triste” quedó atrás, el marido de Irene Montero ha reaparecido días después de su salida apresurada de la política con el look que tantas veces ansiaron aquellos que desde 2014, dentro y fuera de Podemos, le pedían que se cortase la coleta a pesar de estar mucho más aceptada en el Congreso que las rastas de su compañero en la formación morada, Alberto Rodríguez.

El politólogo ya expresó sus deseos de cambiar de look por comodidad antes de su entrada en el Gobierno de coalición. Pero finalmente, todo quedó en un recogido fácil, a veces alto y a veces bajo,pero siempre con un moño rápido y despeinado con el que resolvió su nueva imagen. La exclusiva la ha dado La Vanguardia, y en la imagen podemos ver a Iglesias posando con un libro, con una camisa de cuadros de franela, unos vaqueros y un corte de pelo que bien podríamos comparar con el icónico pixie de Demi Moore en ‘Ghost’, con Nick Carter, o con Leonardo Dicaprio en los 90. Pablo ha dejado la raya ligeramente en un lateral y sus ondas naturales forman un pequeño flequillo voluminizado con el que está irreconocible.

Por comodidad o por estética, lo que tenemos claro es que Pablo Iglesias ha enfatizado el abandono de la primera línea de la política casi como un ritual. Un momento perfecto para comenzar una nueva etapa y dejar atrás todo aquello que le acompañó en el camino (sí, incluido el pelo largo que ayudó a forjar simbologías y caricaturas a partes iguales y que le diferenció del resto de políticos). Como editoras de belleza tenemos una cosa más que decir: que un corte de pelo corto lo cambia todo. ¡No parece el mismo!

Fuente: Leer Artículo Completo