El único truco que necesitas para actualizar tu maquillaje este otoño es este: el azul es el nuevo negro

Conforme pasan los años, cada vez cuesta más la tarea de ir actualizando nuestras rutinas y técnicas de maquillaje para adaptarnos al acelerado mundo de las tendencias. De hecho, nos resistimos a abandonar los trazos y colores familiares, aquellos que sabemos que nos funcionan. Es una opción, pero quizá nos puede ayudar a salir de esta zona de ‘confort’ plantearnos que no siempre tenemos que dar un giro de 180 grados para actualizar nuestras costumbres ‘beauty’. De hecho, basta con integrar un mínimo cambio, tan fácil como abrazar un nuevo color. La consigna qu te proponemos para subirte a la tendencia de temporada es la siguiente: el azul es el nuevo negro.

View this post on Instagram

@dennis_brandt 💙

A post shared by Céline Denefleh (@celine_denefleh) on

Existe una ley no escrita y totalmente fallida que asegura que las sombras azules no funcionan en los ojos castaños o oscuros, con el pelo además castaño o oscuro. Puede que en algún momento se buscara una determinada armonía de colores, pero hoy por hoy el contraste que se produce entre unos ojos color avellana y un eyeliner azul resulta de lo más atractiva. Tanto, que te proponemos cambiar el eyeliner que cuentas entre tus básicos de maquillaje por uno azul. Simple y fácil.

No tienes que hacer ninguna virguería: puedes mantener toda tu rutina de maquillaje intacta. Eso sí: cuanto más minimalista sea la basede maquillaje y su iluminación y más discretos los labios, más foco le darás al maravilloso contraste del eyeliner azul. Te proponemos que lo lleves con la misma asiduidad y normalidad que llevas el eyeliner negro. Como una básico. Y si en algún momento necesitas dar un salto de sofisticación, puedes probar con cualquier otro color fuerte. ¿Qué tal el verde? Maravilla.

Fuente: Leer Artículo Completo