¿Qué debería desayunar si entreno a primera hora de la mañana?

La mejor hora del día para entrenar depende de cada persona. Es cierto que los expertos suelen debatirse entre la mañana y la tarde sin un consenso claro, ya que ambas opciones tienen sus beneficios. Sin embargo, según un reciente estudio, entrenar por la mañana podría tener alguna que otra ventaja especial. “Los que hacen ejercicio matutino tienden a tener una mejor adherencia a largo plazo”, dice Stephen Ball, PhD, profesor de fisiología y nutrición del ejercicio en la Universidad de Missouri. “La vida generalmente no se interpone tanto en este momento del día”.

Y si este es tu caso, puede que te hayas hecho una pregunta: ¿qué debería desayunar? ¿Qué alimentos conviene introducir a primera hora de la mañana? Pues depende. “El desayuno ideal antes de salir a correr o ir al gimnasio a depende mucho de la duración del entrenamiento y del ejercicio que vayas a hacer”, dice el prestigioso dietista deportivo Rick Miller.

Si haces menos de una hora de ejercicio…

“Para las sesiones de menos de una hora, con un poco de proteína y una pequeña cantidad de carbohidratos será suficiente. Toma un tazón de cereales con yogur, un vaso de leche o una barra de proteínas”, afirma el especialista. Eso sí, la barrita procura que sea saludable y no una llena de azúcares como las que suelen abundar en el supermercado.

Recuerda también que puedes encontrar proteínas en otros alimentos como el atún o el huevo, o en legumbres como los garbanzos. Una tostada de hummus con huevo también sería un buen desayuno si haces menos de una hora de ejercicio por las mañanas.

Si entrenas más de una hora…

Tus reservas de carbohidratos no se verán afectadas en gran medida por el ejercicio de menos de una hora. Pero si entrenas durante más tiempo, tus reservas sí empezarán a agotarse. Para evitarlo, agrega a tu desayuno algún carbohidrato con almidón, como el plátano, por ejemplo.

¿Y sino dispones de mucho tiempo entre el desayuno y el entrenamiento? “Cuanto más cerca esté la comida del ejercicio, más líquida debe ser para permitir una digestión adecuada”, dice Miller. “Por eso, si tienes menos de una hora, toma un yogur o un batido de proteínas, y así evitarás que el desayuno te siente mal”.

El tipo de entrenamiento también influye

Si vas a realizar un entrenamiento muy largo, es recomendable levantarte con el tiempo suficiente para tomar algo más consistente. Y si vas a salir a correr necesitarás más carbohidratos (plátanos, avena, gel energético…) que si vas a ir al gym a hacer entrenamientos estáticos de fuerza. Ambos ejercicios tienen necesidades nutritivas diferentes.



Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo