Té frío: el truco de las francesas para cuidarse en verano y bajar peso

Disfrutar profundamente de la comida pero viviendo en una dieta constante: esta es una de las contradicciones de la vida moderna. Prohibirnos comer alimentos que nos dan la felicidad para así evitar que el peso que refleja la báscula no se dispare. Muchas mujeres pasan años buscando la fórmula perfecta para no renunciar a la buena mesa y no coger kilos de más. Y en eso las francesas parecen llevar ventaja.

Aunque su cultura gastronómica está llena de alimentos que podríamos considerar que engordan, del foie al queso pasando por el vino y los macarons, ellas han demostrado su capacidad “para no hacer dieta en el sentido convencional del término, sino más bien comer de forma sensible y placentera”, dice Mireille Guiliano, autora del bestseller Las mujeres francesas no pierden la línea. Sabores puros, recetas equilibradas y cocina fácil son algunos de los secretos que desvela la autora para entender por qué las francesas raramente engordan. ¿Otro de sus secretos? El té frío. La bebida perfecta para no coger peso en verano y refrescarse evitando azúcares y calorías vacías.

Thé Glacé Détox de LPG

Este método a base de tés orgánicos se ha convertido en el favorito de las francesas y ha roto stock hasta tres veces. “Practicar el teatoxing después de las comidas principales, es decir, tomar determinadas infusiones y tés tras la comida y la cena, acelera el metabolismo y elimina toxinas del sistema digestivo, promueve el proceso de metabolización de la grasa, combate la retención de líquidos, ayuda a controlar el apetito y proporciona energía”, asegura Laia Puig, responsable de cosmética de LPG.

El método de la firma francesa es el resultado de la mezcla de plantas, frutas y vegetales orgánicos (90% de estos proceden de agricultura ecológica), y para el verano 2020 lanza una edición limitada compuesta por 28 bolsitas para tomar durante 14 días con el fin de drenar líquidos, eliminar la retención y bajar de peso. Se puede preparar el día anterior y dejar que se infusione toda la noche para que libere todos sus aromas y tomarlo frío o con hielo al día siguiente.

Su precio es de 29 euros y se puede comprar en los centros LPG.

Tés fríos de Illy

Apuntarse a las infusiones después de la comida, además de una sana costumbre es una manera perfecta para cambiar un postre dulce por una opción igual de sabrosa. Eso es lo que pretende Illy con su caja de sabores para infusión de té frío. Cada sobre es una receta perfecta para tomar en frío, con nombres tan sugerentes como Enjoy Summer, Bali y Jardin Bleu.

Watermelon Slim Tea

Con un delicioso sabor a sandía, este té de Fitvia para tomar frío está elaborado con ingredientes naturales y su función es acelerar el metabolismo, fomentando la quema de grasas y la hidratación. Además de melón y sandía, fuentes de vitamina A y C, también lleva moringa, una planta de efecto antiinflamatorio, y jengibre, que regula la digestión.

¡Lo quiero!



Fuente: Leer Artículo Completo