Cómo preparar yogur casero de forma fácil y saludable

No lo vamos a negar: lanzarse a preparar productos fermentados en casa es una decisión
de valientes. Con lo fácil que es abrir un yogur de supermercado. Y, sin embargo, lograr hacer una buena receta es todo un arte. Pero, al final, lo vas a disfrutar en todos los sentidos, así que ha llegado el momento de ponerse manos a la obra.

Nuestra guía en esta revolución microbiana es la doctora Megan Rossi (@theguthealthdoctor), quien en su Instagram aúna sus conocimientos médicos con fotografías y vídeos en los que elabora todo tipo de alimentos. Según ella, preparar en casa recetas sanas (de yogur natural, chucrut o kimchi) es más sencillo de lo que parece y tu salud te lo agradecerá. “Los microbios se encargan del trabajo pesado”, afirma la doctora Rossi. Solo hay que proporcionarles las condiciones idóneas para que los probióticos (presentes en la fruta, las verduras y los lácteos) despierten. Hazlo y disfruta de todos sus beneficios: conseguirás reducir el estrés, potenciar la inmunidad y mejorar notablemente la digestión.

Cuidar las bacterias saludables tan solo depende de tres factores:

  1. Lo ácido, a menudo en forma de vinagre o sales, que mata los organismos indeseados.
  2. Una tapa bien cerrada que los mantiene a raya.
  3. Y una temperatura adecuada.
    1. Aquí tienes esta recetas para preparar tu propio yogur natural con mermelada. Bienvenida a esta apasionante clase de química en la cocina.

      Cómo preparar yogur casero

      58 kcal / 8 g de grasa / 24 g de proteínas / 28 g de carbohidratos

      INGREDIENTES

      Para cuatro raciones:

      • 600 ml de leche entera
      • 2 cda. de yogur natural
      • Para la mermelada
      • 140 g de arándanos
      • 1 dátil troceado
      • 1 cda. de semillas de chía

        UTENSILIOS

        Un tarro para horno y un termómetro.

        PREPARACIÓN

        1. Calienta la leche y déjala hervir a fuego lento hasta que la temperatura ronde los 45 °C. Aquí el termómetro será tu gran aliado.
        2. Pon el yogur en un tarro para horno y añade, moviendo lentamente, la leche caliente hasta que quede todo bien mezclado.
        3. Los microbios del yogur florecen a temperaturas en torno a los 40-45 °C. Para crear este micro clima, calienta el horno a 50 °C y apágalo. Enciende la luz y coloca dentro el tarro abierto. La luz permitirá que el horno se mantenga a una temperatura de unos 40-45 °C.
        4. Ten el tarro en el horno 12 horas. Cuanto más dure el periodo de incubación, más espeso y ácido será el yogur.
        5. Una vez terminada la incubación, sácalo del horno, déjalo enfriar en la encimera y, después, mételo en la nevera para que asiente. Y ya tienes listo el yogur.
          1. Para la mermelada…

            1. Pon los arándanos en una cazuela con el dátil partido y media taza de agua. Con una espátula, aplasta la fruta y déjala hervir a fuego lento 10 min.
            2. Mezcla las semillas de chía y continúa hirviendo todo a fuego lento hasta que espese (unos 2 o 3minutos). Retíralas del fuego y déjalas enfriar.
            3. Vierte la mermelada sobre el yogur.
              1. ¿Cuándo caduca? El yogur se conserva en la nevera una semana y la mermelada de chía dos.

                Estos son los utensilios que necesitas para tener una cocina sana y ‘fit’

                Ideal para cocinar al vapor de forma rápida y saludable, conservando todos los nutrientes y vitaminas. Tiene tres pisos para poder cocinar hasta tres platos a la vez, con una capacidad total de hasta 9 litros. Otra de las ventajas es que es desmontable, para un mejor almacenamiento y además las piezas no eléctricas son aptas para el lavavajillas. 

                Porque cocinar al papillote es una de las formas más sanas de cocción. La comida sabe mejor y resulta más nutritiva en el estuche de vapor, los sabores quedan bloqueados. Es perfecto tanto para utilizarlo en el microondas como en el horno, tendrás una comida rica y saludable en cuestión de minutos.

                Es todo lo que necesitas para preparar de forma rápida y sencilla huevos perfectos (hasta 6 huevos) con ayuda del grado de cocción regulable. Tener a mano siempre un huevo cocido es una buena solución para cualquier hora, desayuno, picar a media mañana o a media tarde e incluso para cenar.

                Hacer los yogures a tu gusto es posible con esta yogurtera. En este caso puede hacer hasta siete al mismo tiempo para que te duren toda la semana. Otra de las ventajas es que los tarros tienen la medida perfecta, 150 ml, que se cierran con rosca para guardarlos en la nevera.

                ¿Un smoothie en cuestión de segundos? Sí, por favor. Y además con esta batidora de vaso no tendrás que estar cambiando de recipiente, en el mismo vaso que se tritura puedes llevarlo siempre a donde quieras gracias a sus accesorios. Se limpia fácilmente puedes meter las piezas no eléctricas en el lavavajillas y está disponible en diversos colores.

                Todas las verduras cortadas en las formas qué más quieras en cuestión de segundos. El complemento perfecto para rebajar las calorías de tus platos de pasta, por ejemplo. Viene equipado con 5 hojas de diferentes tamaños para elegir para cada ocasión, es más flexible y conveniente. Además se pliega para un mejor almacenaje.

                La cocina al wok es mucho más saludable, ya que se necesita muy poco aceite, se hace en muy poco tiempo y además está buenísima. Esto hace de esta sartén antihaderente un accesorio fundamental en tu cocina. 

                Vía: Women’s Health ES

                Fuente: Leer Artículo Completo