Dale toque internacional en tus menús: perder peso dando una vuelta (gastronómica) al mundo

Cuando queremos perder peso lo primero que hacemos es vigilar nuestra dieta y crear un menú adecuado a nuestras necesidades. Muchas veces las opciones que encontramos para ello son limitadas pero eso no quiere decir que no podamos comer rico y también saciarnos.

Lo mismo ocurre cuando comemos fuera de casa o tenemos algún evento más especial que nos saca de nuestra rutina. En muchos de esos momentos es difícil contar con un menú saludable que nos ayude a no saltarnos la dieta o al menos a no pecar demasiado.

No te preocupes porque tenemos una solución de lo más internacional y original para innovar, tanto en las recetas de tu día a día como cuando comes en un restaurante internacional. Este recorrido por algunos de los platos más típicos del mundo te servirá también estando a dieta. Disfruta dando un toque internacional a tu menú con la vuelta gastronómica que te proponemos con ideas que demás te ayudarán en tu objetivo de perder peso.

Un aperitivo sabroso en Alemania

En Alemania nos fijamos en una de sus aperitivos más tradicionales: los Rollmops (180Kcal/ 100g). Consisten en un arenque enrollado alrededor de un pepinillo. Sin duda, una opción llena de sabor solo apta para atrevidas.

Aprovechando la barbacoa en Reino Unido

En Reino Unido encontramos un plato tradicional que, no solo es saludable, sino que se basa en la cocina de aprovechamiento. Es el Bubble and squeak (80Kcal/ 100g), un revuelto de verduras con ingredientes que sobraron de la barbacoa del domingo, por lo que puede contener patatas, cebolla, col, pimiento, ¡o cualquier otra verdura que tengamos por ahí!

Carne “azul” en Francia

Además del vino, uno de los mejores productos de Francia son sus carnes, y por suerte uno de sus platos tradicionales, la ternera Cordon Bleu (215Kcal/ 100g) puede formar parte de nuestra dieta para mantener la línea. ¡E incluso si elegimos pollo en vez de ternera bajaremos las calorías del plato hasta 150!

View this post on Instagram

I'm often asked what the French actually eat at home. So this week I thought I would share a dish that is commonly made in French homes because it's easy but still stands as a pretty impressive dish – the cordon bleau. . I think cordon bleu has got a bad rep because of the poor frozen versions found in supermarkets. So my aim is to prove how good this dish is when made from good quality fresh ingredients. It won't take you long and will score you major points with friends and family. Making a cordon bleu is dead simple. I've made a video to show you how (also includes an alternative version if you're feeling adventurous). 👆bio 🎥 Tips to make a mind blowing cordon bleu: *Good quality chicken, ham and cheese is paramount to achieve the best flavors. If you can find the good stuff and can afford to spend a little more – do it!! It really does make a world of difference. For example, cheap ham is full of water and will make your cordon bleu soggy. *Home-made breadcrumbs are always better and simple to make (as shown in the video – they give you that delicious golden and crispy appearance) *A flat and even piece of meat will make your life easier when its time to roll the cordon bleu.

A post shared by French Cooking Academy (@frenchcookacademy) on

La cara más vegetal de Italia

El país de los carbohidratos por excelencia nos pone difícil la tarea de escoger algún plato para adelgazar. Buscando entre sus ensaladas clásicas nos encontramos una llena de sabor: Ensalada pomodoro (19Kcal/ 100g). ¡Y si queremos darnos un capricho, podemos recurrir a la pizza melanzana con berenjenas (196 calorías por porción)!

Nos dan calabazas en México

La comida mexicana es una de las que más podemos echar de menos cuando intentamos perder peso, pero no te preocupes porque hemos encontrado la solución. Las quesadillas de flor de calabaza (244Kcal/ 100g) son la mejor opción para seguir disfrutando de la gastronomía local basada en sus mejores vegetales.

Un snack de cine en Estados Unidos

El país que ha importado la comida basura, también ha hecho del cine su emblema, ¡y con el cine llegan las palomitas! Sí, las palomitas caseras (375Kcal/ 100g) son uno de los snacks naturales más sabrosos, que aportan más saciedad y que tienen unas calorías mucho menores que otros snacks procesados.

View this post on Instagram

Попкорн дома?! Конечно! Но сначала лайк!❤️ ⠀ Все детство бабушка нам готовила попкорн, но тогда она сама выращивала специальный сорт кукурузы, собирала, сушила, потом отделяла зерна, чтобы радовать внуков😍 ⠀ Сейчас все доступно! За нас все сделано! Бери и готовь! Но как оказалось, многие и не знают, что дома можно готовить попкорн. ⠀ Так что СОХРАНЯЙТЕ в закладки, пригодится😉 ⠀ Ну а под попкорн нужны интересные фильмы, делитесь в комментариях рекомендациями фильмов к просмотру, сделаем свой топ-фильмов😘

A post shared by Главная мама Instagram (@irina_mamaclub) on

Un paseó por Pekín, China

El pato es una carne sabrosa, nutritiva, poco grasa y llena de proteínas, por eso hemos escogido en nuestro menú internacional para adelgazar el Pato Pekín (316Kcal/ 100g), uno de los platos más demandados en los restaurantes chinos de nuestro país.

Una sopa calentita en Japón

Aunque Japón tiene una de las gastronomías internacionales más sanas, a veces nos puede engañar, como por ejemplo con el sushi. Los procesos que contiene el arroz para adquirir dicho sabor hacen que contenga más calorías de lo que parece. Por eso en esta ocasión nos quedamos con su tradicional sopa miso (130Kcal por una taza mediana) que además de hacernos entrar en calor, ¡está deliciosa!

View this post on Instagram

Esto es una sopa miso sin gluten con kale y espagueti de calabacín, cebollino, perejil y huevo cocido. Una versión muy libre, vamos, pero igualmente reconfortante. Sin algas y sin tofu. Para prepararla utilizo una pasta miso certificada sin gluten. El miso tradicional suele fermentarse en un sustrato de cebada, y la cebada tiene gluten, así que lee bien la etiqueta. 🧐 La he cocinado en la cocotte Every de @lecreuset_es, que tiene el tamaño perfecto (2 litros). Recuerda que tienes hasta el 30/10 para participar en el sorteo de dos cocottes Every, tan solo tienes que registrarte en la web de Le Creuset a través del enlace de su bio o en lecreuset.es/newsletter. Ingredientes 3 tazas de caldo de huesos, pollo o verduras, 1,5 litros Entre 1 cucharadita y 1 cucharada de pasta miso sin gluten, según la intensidad que te guste 4 o 5 hojas de kale dino o cavolo nero 1 calabacín pequeño 1 o 2 ramitas de perejil fresco 5 o 6 ramitas de cebollino fresco Sal al gusto Instrucciones Coloca todo el caldo en una olla excepto media taza aproximadamente que pondrás en un bol o en un vaso. Disuelve la pasta miso en ese caldo que has separado y reserva. Lava las hojas de kale y elimina el nervio central. Corta las hojas en tiras largas de 1 centímetro de ancho y añádelas al caldo. Cocina con la olla tapada a fuego medio durante unos 10 minutos, hasta que las hojas de kale estén algo tiernas. Utiliza un espiralizador o un cortador de verduras en juliana para hacer espaguetis con el calabacín. Añade los espagueti de calabacín al caldo y cocina a fuego bajo unos 5 minutos más. Apaga el fuego y añade a la olla el caldo reservado con la pasta miso. Remueve. Añade a la olla el cebollino picado y las ramitas de perejil troceadas. Corrige de sal si hace falta, dependerá de la cantidad de miso que hayas utilizado. Sirve en boles con un huevo cocido (opcional). #sopamiso #miso #singluten #glutenfree #fermentedfoods #comidareal #realfood #sopa #lecreuset #cocotteevery

A post shared by by Laura García (@bylauragarcia) on


Fuente: Leer Artículo Completo