El lado más complicado de los orgasmos

El orgasmo es según su definición el punto culminante o de mayor satisfacción de la excitación sexual en las zonas erógenas o sexuales. Vamos que la mayoría lo relaciona con placer y goce absoluto, pero y ¿qué pasa con las personas que lo sienten y en vez de experimentar un momento de deleite sienten pena, vergüenza o culpabilidad?

Según algunos científicos existe una clase de éxtasis que muchos no desean porque les hace sentir culpables o avergonzados. Un estudio, publicado en ‘Archives of Sexual Behavior’, recogió datos a más de 700 personas sexualmente activas y descubrió una variedad sorprendente de razones por las que no habían disfrutado como deberían haberlo hecho.

“El éxtasis es una reacción física y no siempre refleja el estado mental o el nivel de disfrute de alguien”, asegura el documento compartido por ‘The Daily Mail’. Los datos revelaban además que las parejas que se ven obligadas a tener relaciones sexuales, tienen sexo consensuado pero no deseado y se sienten presionados a un clímax que no pueden disfrutar del todo.

“Parece haber una suposición generalizada de que los orgasmos en las relaciones acordadas son siempre positivas”, afirma la psicóloga de la Universidad de Michigan, Sara Chadwick. “Pero la investigación nunca había explorado la posibilidad de que pudieran ser negativos en algunas circunstancias. Nos interesó explorar si podrían existir algún tipo que fuera ‘malo’, ya que descubrimos en otros estudios que el clímax puede ser mucho más complejo de lo que la gente tiende a pensar”, comenta.

De las 726 personas encuestadas sobre sus vidas sexuales unos 289dijeron que habían tenido orgasmos negativos. Algunos explicaron que se habían sentido presionados para llegar al clímax, lo que les había quitado la diversión, mientras que otros afirmaron que los hacía sentir separados de sus sentimientos reales sobre una experiencia sexual.

Las personas religiosas sugirieron que se sintieron traicionadas por su propio cuerpo o avergonzadas después del acto.

Por otro lado, en otro estudio publicado por la Universidad de Michigan afirma que si ellas consiguen tenerlo, ellos confirman su ego y superioridad. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras entrevistar a 810 varones a quienes sometieron a ejercicios de orgasmos imaginarios. Con cada una de las respuestas confirmaron que el sexo y satisfacer a sus parejas al 100% los estimula y que, además, se sienten responsables del placer de ambos.

Alrededor del 20% de las mujeres en España padece de anorgasmia, lo que significa que no ha experimentado nunca un orgasmo o que los ha tenido en el pasado, pero que lo han dejado de sentir.

Fuente: Leer Artículo Completo