Hugh Grant ha hablado de lo que haría con Julia Roberts en la segunda parte de Notting Hill (y nos encanta)

Si eres millennial o de la generación Z a lo mejor no lo sabes, pero hubo un tiempo en que todas las comedias románticas estaban protagonizadas por el flequillo de Hugh Grant y su tartamudeo. En aquella época (hablamos de los 90 y los 2000 tempraneros) los ingleses de ojos azules que basaban su encanto en pestañear y trabarse al hablar (a saber por qué) nos parecían muy monos. Para Hugh GrantCuatro bodas y un funeral fue el pistoletazo de salida de una carrera cinematográfica que se basó durante una buena parte de ella en repetir una y otra vez a personajes torpes en el amor pero puros de corazón.

Gracias a dios hacer de malo en Bridget Jones le dio la oportunidad de sacudirse el almíbar de encima, pero por mucho diputado gay o jefe manipulador que interprete para muchos Hugh Grant siempre será el librero con compañero de piso rarito que enamoró a Julia Roberts en Notting Hill. Y ha sido al hablar de la segunda parte de esta obra maestra de la ñoñería cuando Hugh Grant por fin ha salido del armario de la mala leche y ha confirmado lo que ya sospechábamos después de haber visto su papel de marido turbio en The Undoign: ha transmutado en el Grinch de las comedias románticas… y ya era hora.

Por si acabas de despertar del coma y te perdiste Notting Hill (¿de verdad no te sabes el chiste de caballos y sabuesos?) te contamos de qué va. Chica rica y famosa americana conoce en Londres a propietario de librería de viejo y surge un amor que no se consolida hasta un par de malentendidos para darle emoción al asunto. Pero vamos, que a la parejita protagonista la abandonamos al final de la película sentaditos en un banco de jardín, él leyendo y ella acostada en su regazo acariciando una tripita de embarazada de las proporciones adecuadas para quedar monísima. Aunque el trailer honesto de Nothing Hill hablaría de una relación tóxica y que roza la ciencia ficción donde una mujer miente, manipula y chantajea emocionalmente a un pagafantas de barrio , la película tiene seguidores acérrimos y hay quién suspira por una segunda parte.

Según se recoge en distintas publicaciones, como Digital Spy, Grant aprovechó la rueda de prensa de The Undoing para no descartar que se haga un Notting Hill 2, eso sí, bajo sus reglas: “Me gustaría hacer una secuela de una de mis propias comedias románticas que muestre lo que realmente sucedió después. Que se viera el espantoso divorcio, con abogados realmente caros, niños involucrados, inundaciones de lágrimas y todos psicológicamente marcados para siempre. Me encantaría hacer esa película “. El tema es, ¿podrían soportar los fans de Notting Hill semejante película?

Fuente: Leer Artículo Completo