Propósitos fit (realistas) para el año nuevo

Lo has vuelto a hacer. Un año más, has escrito en tu lista de propósitos de año nuevo “apuntarme al gimnasio”. Lo sabemos, nosotras también. Aunque en nuestro caso sea más “ir más al gimnasio” sabemos lo que quieres decir. Además, lo has escrito en mayúscula, con letras rojas y muy muy subrayado, ya vuelto a repetir “de este año no pasa” y a este propósito tan poco realista, le añadidio dos más: comenzar la dieta y dejar de comer, para siempre, ultraprocesados.

Son buenas ideas, no decimos que no, pero focalizar tu atención en tantos objetivos hará que te disperses. Y sobre todo, no contextualizar y marcar pautas resultará en un abandono ipsofacto de este nuevo plan de vida.

Si adoptas una alimentación más saludable y haces deporte, el resultado será obvio: no te harán falta dietas extremas y peligrosas para conseguir el cuerpo que deseas. Las metas realistas a corto y largo plazo serán tus alidas, pero… ¿Cómo llegar a ellas?

Organízate

La clave para todo en esta vida es la organización, ya te lo diría tu madre. Está fenomenal cambiar de vida, sin embargo, tiene que ser realista: no conseguirás un cuerpo ‘fit’ en tres semanas. Ni machacándote en el gimnasio durante un mes sin descanso para luego dejarlo no será tampoco la solución.

¿Quieres practicar más deporte? Lo primero que tienes que hacer es escoger una modalidad que te motive. Nada de ir al gimnasio a hacer cosas que únicamente te den pereza. Si te obligas a ir a una clase de ‘spinning’ ode zumba y las detestas, practicar deporte se convertirá en un martirio. Y no quieres eso. Necesitas algo con lo que te lo pases bien. Danza, natación, yoga… el objetivo es ponerte en forma mientras disfrutas.

Ponte objetivos: no vayas sobre la marcha porque lo único que conseguirás es alargar el proceso al máximo y cansarte. Estructura tus objetivos una vez al mes. Si te has apuntado a boxeo y no te convence, cambia de disciplina, así no te cansarás y la búsqueda de un deporte para ti será un proceso alegre.

Divide la semana. Establece qué días puedes dedicar algo de tiempo a esta actividad y qué días no. Si los lunes, miércoles y viernes son los días que más tiempo libre tienes, agenda las actividades ahí. No intentes hacer deporte todos los días si no tienes tiempo para ello: haz hueco cuando puedas y diversifica la actividad: un día baile, otro día máquinasy otro día yoga. Así llevarás a cabo actividades diferentes y no te aburrirás.

Olvida la pereza y entrena también en casa. Media hora de yoga por las mañanas, unas cuantas sentadillas y estiramientos… comenzar el día con buen pie cuesta poco.

Fuente: Leer Artículo Completo