Consejos para elegir tu vestido de novia: los escotes y estilos que mejor sientan según tu cuerpo y tu pecho

Elegir (bien) nuestro vestido de novia es, sin duda, la decisión de estilo más importante que vamos a tomar en nuestra vida. Cuando nos enfrentamos a ese momento, tenemos que olvidarnos de las películas y los ‘realities’ de televisión: no hay carteles de neón señalando al elegido, pero sí que debemos tener claro que el diseño al que le demos el ‘sí, quiero’, no solo debe ser acorde a nuestro estilo y al del tipo de celebración que estamos organizando, también tiene que ser el vestido que mejor nos siente del mundo, con el que nos veamos más guapas y, además, estemos muy cómodas.

¿El mejor ‘truco’ para saber si estamos acertando? Pensar en si dentro de 20 años, cuando veamos las fotos en el álbum, vamos a seguir viéndonos radiantes o, en cambio, veremos a alguien disfrazado a quien preferimos no reconocer. Además, tenemos que conocer nuestro cuerpo y saber qué tipo de siluetas y escotes nos van a favorecer más. Y aunque la moda no es una ciencia exacta, sí que hay una serie de factores que, como nos cuenta la diseñadora nupcial María Salas, debemos tener en cuenta para acertar con nuestro vestido de novia.

Dime cómo es tu cuerpo y te diré qué vestido de novia te sentará mejor

  • “Si tus formas no son muy marcadas, lo ideal sería que el vestido te las pronunciase. Para conseguirlo, la mejor opción será un vestido de línea evasé con escote en V o barco”, cuenta María Salas.
  • Si tus caderas son más anchas que tus hombros, el vestido perfecto para ti es el de corte princesa con escote palabra de honor, cuello halter, asimétrico o barco, de manera que, como asegura la diseñadora nupcial, “no marca mucho las caderas y hacer los hombros visualmente más anchos”.
  • Al revés, si eres ancha de hombros, “mi consejo es que los dulcifiques con escotes corazón, redondo o chimenea. Si te encantan tus hombros marcados, acentúalos con un escote de tirantes al cuello o con un ‘off the shoulders'”, recalca María Salas.
  • Las mujeres con cuerpo de guitarra (o reloj de arena), independientemente de la talla que tengan, “son las más afortunadas”, según María Salas, porque “ya no habrá modelo que se les resista: si quieres destacar tus curvas, el ideal es el corte sirena”.

Qué vestido de novia elegir según tu talla

  • Si eres bajita… “Debes evitar las faldas voluminosas ya que te harán parecer más pequeña. Tampoco son recomendables los modelo que tienen un corte a medio muslo del que parte la falda ya que, al acortar el vestido a tu medida, la falda quedará muy cortita”, se sincera María Salas.
  • Si tienes mucho pecho, María Salas segura que “cualquier diseño en palabra de honor con el escote recto, escotes en V o cuadrados serán un acierto. Se deben evitar, por el contrario, los escotes redondos, los barco o vestidos de corte imperio ya que realzan más el volumen del pecho. Las faldas sirena, evasé o en forma de A serán la mejor opción”.
  • Si estás rellenita… “el corte A es una buena opción ya que entalla la cintura y disimula las caderas. Los vestidos evasé estilizan y alargan la figura, mientras que los drapeados son muy agradecidos ya que permiten resaltar y disimular en aquellas zonas en las que haga falta”, recomienda la diseñadora.
  • Si, por el contrario, eres muy delgada… “los vestidos bien armados con faldas XXL, mangas abullonadas o detalles que aporte volumen al vestido, te sentarán genial. Respecto a los escotes, el de forma corazón es el que más favorece. Los cuellos halter son también una muy buena opción. Debes evitar los vestidos de corte sirena o tipo túnica”.

Fuente: Leer Artículo Completo