Estas son las tendencias de moda que amar u odiar

Decía Coco Chanel que las modas pasan y el estilo es lo único que permanece. Las palabras de una de las mujeres más influyentes de la moda y de una de las figuras que construyó los cimientos de una de las firmas de lujo más exclusivas de la industria contrastan con el curso que sigue este sector en su ciclo. Sí, las modas pasan pero cada temporada las pasarelas nos muestran las tendencias en sus colecciones para que tomemos nota y, según su mandato, se nos antojen prendas que sigan esas corrientes.

Leemos sobre ellas, las vemos en las calles y las compramos en las tiendas. Incluso en numerosas ocasiones, pese a afirmar que jamás nos apuntaremos a una de las que visualmente nos choca, terminamos vistiendo prendas que jamás imaginaríamos lucir. Porque la demanda siempre responde a una oferta. Y cuánto más vemos un estilo, o bien terminamos por enamorarnos del mismo, o nos aborrece. Te mostramos a continuación a algunas de las tendencias más vistas en el street-style y más criticadas, contradictoriamente, en las conversaciones. Tendencias que bien amas, o bien odias. ¿Te suenan?

Versace, Gucci, Dolce & Gabbana…La lista de casas de moda que incorporan el calzado blanco entre sus propuestas es extensa. Desde románticos diseños de tacón bajo y hebilla en el tobillo, hasta en todo estilo de botas: altas, de media caña, militares, Chelsea, de agua… El inmaculado color de la pureza -que tanto daño nos hacía antes a la vista- impone sus reglas esta vez para acompañarnos a pisar fuerte cada mañana.

Dior incluyó entre sus propuestas de la temporada blusas románticas semitransparentes que incluían lazada al cuello atada y con estructura de corbata. El look colegial triunfa este año por todo lo alto: desde las minifaldas plisadas hasta los conjuntos de blazer y pantalón sastre o las medias altas. Pero las corbatas son el elemento definitivo que bien pueden armonizar y completar el estilismo escogido o destrozarlo por completo.

Pisa con fuerza y promete quedarse a largo plazo. Las dad clothes, o las prendas que toman referencia en los estilismos más típicos de nuestros padres y abuelos, son ahora una de las inspiraciones que traen de vuelta la moda masculina a la de mujer para terminar de sentenciar que, cada vez más, el género se diluye en la moda.

Asociado siempre al deporte, en unas circunstancias extraordinarias en las que la comodidad se erige como el principal reclamo, el chándal ha aterrizado en el street-style con todo estilo de abrigos y, sobre todo, de calzado: mocasines, botas, zapatillas o incluso zapatos de tacón. ¿Por qué no? Desterremos el hacha de guerra.

Sí pero no, no pero sí. El cut-out es esa tendencia que apuesta por prendas que parecen “cortadas” dejando partes del cuerpo al descubierto. Añade toques de modernidad y originalidad a los estilismos y firmas como Alexander Wang o Gucci han sentenciado sobre la pasarela que su presencia es un cierto.

Si bien a principios de los años 2000 los leggins eran aliados fundamentales de los outfits más vistos en las calles, perdieron su esencia durante la década siguiente. Ahora regresan en versiones que incluyen desde estribos hasta aberturas y en largos que pueden ser midi, largos completos o, cómo no, en su versión ciclista.

Fuente: Leer Artículo Completo