Este masaje es perfecto para eliminar la retención de líquidos

Seguro que empezaste el confinamiento por todo lo alto: entrenando cada día y probando disciplinas nuevas, cocinando muchísimo, quedando para hacer mil videollamadas con las amigas y la familia, leyendo un libro tras otro… Parecía que teníamos todo el tiempo del mundo por delante y teníamos que aprovecharlo al máximo. Pero a medida que pasaron las semanas, en nuestros hogares volvió a instalarse la rutina y cuidarnos volvió a convertirse en una tarea pendiente para todas las que no teníamos el hábito de hacerlo normalmente. Pues, amiga, bajar la guardia no debería ser una opción. Como nos explica Sandra Perera, directora de Matriskin en España, “la falta de movilidad, la ansiedad y una alimentación desequilibrada son factores que hacen que se paralice el sistema linfático, acumulando líquidos y toxinas y produciendo inflamación corporal.”

Ay, ay, ay… ¿Tú también has estado haciendo más bizcochos que ensaladas? Pues toca volver a adoptar ese estilo de vida saludable que nos sienta tan bien y, de paso, “apoyarnos en la cosmética y reforzar los cuidados corporales en casa”.

¿Un automasaje? Pues claro

Al igual que existe una forma de ponerse las cremas y los sérum de la cara para reducir la aparición de arrugas o favorecer la deshinchazón de la piel, un masaje corporal bien dado puede ayudarte a eliminar los líquidos y las toxinas que están acumulándose en el cuerpo como consecuencia de movernos menos y comer peor. Pero para evitarlo, desde Matriskin nos han explicado cómo realizar un automasaje corporal que nos ayuda a su eliminación. Para ello, lo primero es hacerte con un gel para el cuerpo (si es drenante o remodelante, mejor) y después aplícalo siguiendo estos pasos:

Osmotic Desinfiltration Gel, de Matriskin© Cortesía de Matriskin

Gel Osmótico Desinfiltrante, de Matriskin. COMPRAR

En las piernas

“Comenzar masajeando circularmente los maléolos (huesos que sobresalen en la parte del tobillo) para, posteriormente, realizar arrastres ascendentes desde el tobillo a rodilla. En la zona de detrás de la rodilla realizar un con bombeo (dos presiones fijas). Continuar con movimientos ascendentes externos e internos hacia la zona de las ingles. Finalmente, sube tu pierna a una silla para poder masajear, de manera ascendente, el muslo por la parte de atrás, terminando en los glúteos y masajeando en esta zona, hacia afuera.”

En el abdomen

“Se traza imaginariamente un triángulo en el abdomen, representando los distintos segmentos del colon: ascendente – transverso – descendente. Masajear en sentido a las agujas del reloj y si existe zona de acumulación de grasa, realizaremos un ‘pellizqueo’. En el área de los flancos o caderas (zona de retención de líquidos) primero pellizcar la zona y terminar con un masaje circular.”

View this post on Instagram

4 weeks inside today 🥱

A post shared by Marie von Behrens (@mvb) on

En los brazos

“Con el brazo levantado por encima de la cabeza: masajear de codo hacia axila y también de codo a hombro. Masajear de manera ascendente hacia axilas, sin olvidar trabajar también la zona que queda al lado del pecho, cerca de la axila.”

No es tan difícil, ¿verdad? Pues pruébalo y ya verás.

 

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo