¿Sufres estrés oxidativo? Claves para entenderlo

El estrés oxidativo es un concepto muy muy complejo de entender. Si llevas semanas leyendo este término sin comprenderlo muy bien, tranquila: hemos seleccionado las claves para entender qué es y cómo ponerle remedio. Y la alimentación tiene un papel clave en esta ecuación.

¿Qué es el estrés oxidativo?

Se trata de un proceso de deterioración celular que a largo plazo y en casos severos, puede resultar en enfermedades como el alzhéimer o cáncer. ¿En qué consiste este proceso? Cuando respiramos, inhalamos un porcentaje de oxígeno necesario para las células, pero que al pasar al torrente sanguínio se convierte en radicales libres que participan en el proceso de oxidación de las células. Por sí mismo, no se trata de un proceso dañino mientras que después se eliminan estas sustancias. Cuando se almacenan en el cuerpo llega el problema, ya que estas sustancias son dañinas para las células. En el momento en el que el metabolismo es incapaz de eliminarlas, aparece el estrés oxidativo.

Aunque no hay que entender este término de forma errónea: el envejecimiento de las células es completamente normal, no obstante, este estrés hace referencia a una oxidación en grandes niveles, prematura y que puede tener graves consecuencias para la salud.

¿Qué se puede hacer para prevenir antes de curar?

La Fundación del Corazón define a los antioxidantes como “compuestos sintetizados por las plantas en sus diferentes partes (frutos, hojas, ramas, raíces, etc.) caracterizados por poseer grupos hidroxilos (OH) unidos entre sí por anillos bencénicos” y estos compuestos, son la solución al estrés oxidativo.

El selenio, la vitamina A, la vitamina C y la vitamina E son los más comunes. Entre sus funciones está desintoxicar el organismo de las sustancias perjudiciales, es decir, los radicales libres y otros agentes tóxicos.

Alimentos que debemos incorporar en la dieta:

-Zanahorias

-Pimientos

-Naranjas

-Espinacas

-Té verde

-Brócoli

-Tomate

-Ajo

-Canela

-Fresas

-Limón

-Alcachofa

-Acelgas

-Nueces

-Cacao puro

Teniendo en cuenta estos alimentos, lo más importante es seguir una dieta equilibrada basada en comida real, huyendo de los ultraprocesados, los azúcares añadidos y las grasas saturadas.

¿Hay otras formas de evitar el estrés oxidativo? Eliminando el tabaco, reduciendo la exposición solar y la contaminación.

Fuente: Leer Artículo Completo